Sucesos

Infantes perecen por descuido de sus madres


MANAGUA- LEÓN

El aparente descuido de dos madres resultó fatal para sus pequeños hijos, quienes perecieron de forma accidental durante el fin de semana en sus respectivos hogares.
La primera tragedia ocurrió en León, donde un niño de tres años murió por el descuido de los padres cuando jugaba en una hamaca, informaron las autoridades policiales.
El niño, de forma accidental, se enredó la hamaca en el cuello, dijo José Antonio Calderón Chávez, a las autoridades policiales, que tipificaron la tragedia como suicidio accidental.
Mientras jugaba, se enredó el cuello con una hamaca. “Su piel estaba morada y tenía los pies semidoblados, tenía enrollada la hamaca en el cuello, y estaba sin vida”, refirió Calderón.
El medico forense dictaminó suicidio accidental por asfixia mecánica. El hecho se produjo en horas la tarde del sábado en el barrio Guadalupe de León.

Otro descuido
En el barrio Laureles Sur se produjo otra desgracia. Un recién nacido de 27 días murió aparentemente asfixiado cuando tomaba atol en su biberón.
Las autoridades policiales de la Sexta Sección de Policía, al conocer del deceso del recién nacido, determinaron trasladar el cuerpo sin vida al Instituto de Medicina Legal, IML, para que se deslinden las responsabilidades.
Maritza Lacayo, madre del niño, a quien todavía no habían inscrito ni habían puesto nombre, dijo estar sorprendida por la tragedia, porque a sus otros cuatro hijos los alimentó de igual manera y no le sucedió nada malo.