Sucesos

Patrulla policial mata a niño

* Llantas pasaron encima de pequeño de tres años, quien se cayó junto a su madre de la bicicleta donde viajaban * Tres personas más, un quinceañero y dos ciclistas, también perecieron en las vías

Un accidente de tránsito ocurrido en Nandaime despertó un nuevo debate sobre la labor protectora de la Policía Nacional, porque uno de sus miembros atropelló a María Leonor Álvarez y a su hijo de tres años, Mario Joaquín Morales Álvarez, quién falleció.
El accidente ocurrió a las 7:40 de la noche del lunes, cuando la patrulla conducida por Holman Montenegro se dirigía a buscar un machete en una comunidad donde minutos antes hubo un operativo.
Según el segundo jefe departamental de la Policía, comisionado José Luis Cárcamo, madre e hijo viajaban en una bicicleta que venia en sentido contrario al de la camioneta, cuando ocurrió la tragedia.
“La muchacha pegó en un adoquín, cayó al suelo y se golpeó la cabeza con la parte trasera de la patrulla. El niño también cayó, ensangrentado. El compañero lo levantó y lo llevó al hospital de aquí de Nandaime, después los médicos lo trasladaron al de Granada y por último se lo llevaron a un hospital de Managua”, relató Cárcamo.

Rechazan versión policial
Fue precisamente en el Hospital “Lenín Fonseca” donde el pequeño murió a eso de las once de la noche, cuando intentaban practicarle una cirugía, porque presentaba múltiples golpes y fracturas.
No obstante, los familiares del pequeño dieron una versión distinta a la expresada por la institución. Señalaron que aunque efectivamente había adoquines en la vía, la bicicleta no tropezó con uno.
“Todo se dio cuando el policía venia manejando y no bajó las luces de la camioneta. Ella --la madre del niño-- tiene problemas en la vista y no miró bien, y por eso cayó al suelo. Las llantas le pasaron encima al niño. Además, él no tiene licencia ni seguro; que sea policía y ande esa camisa no quiere decir que va a hacer lo que le dé la gana”, denunció uno de los familiares del pequeño.
La familia se quejó, además, por el hecho de que el vehículo fue movido de la escena antes que llegaran los investigadores, tampoco les han dado explicación sobre las circunstancias del deceso y no saben dónde se encuentra el supuesto responsable.

“Somos imparciales”
El comisionado Cárcamo dijo que no tienen muchos detalles del accidente, porque las investigaciones todavía no han concluido, sin embargo, subrayó que están siendo imparciales.
“Estamos determinando a través del croquis si la camioneta venía en su carril o no, no quiero ser categórico, porque apenas estamos investigando”, acotó.
El dictamen del médico forense establece que el niño presentaba fractura en el brazo izquierdo, golpes en el tórax y fallece por edema pulmonar derivado de hemorragia y fractura del cráneo.

Quinceañero
perece en accidente 
Por otro lado, tras ocho días de luchar por la vida en la Sala de Cuidados Intensivos, UCI, del Hospital “Antonio Lenin Fonseca”, falleció Oscar Obet Álvarez Velásquez, de 15 años, quien fue atropellado por un microbús interlocal el pasado 25 de enero.
El jovencito se encontraba al lado izquierdo de la carretera Ticuantepe-La Concha, en el kilómetro 25, esperando para cruzar la vía e ir a su casa, ubicada en la comunidad Palo de Leche, cuando el conductor de un microbús que viajaban de norte a sur, y que supuestamente iba compitiendo por pasajeros, invadió el carril contrario y el área peatonal, atropellándolo.
“El chofer del microbús --Buenaventura Blandón-- se quiso dar a la fuga. Los vecinos lo agarraron y lo golpearon, y en un descuido salió corriendo, pero se cayó en una cuneta y se quebró la nariz, y por eso la Policía no lo quiere meter preso, porque dicen que nosotros lo lesionamos”, reclamó Víctor Manuel Cano, tío del menor fallecido.
Los agentes de Tránsito del Distrito Cinco de Policía aún no han determinado el grado de responsabilidad del conductor que, efectivamente, no está detenido por la lesión que presenta, confirmó el oficial Francisco Trewin.

Más ciclistas fallecidos
Los familiares del occiso piden justicia y exigen la colocación de reductores de velocidad en la zona donde ocurrió el accidente, “porque los interlocales hacen de la vía una pista de carreras”.
Dos personas más perecieron en accidente de tránsito sobre la Carretera León-San Isidro, confirmó la Policía.
Las víctimas fueron identificadas como Uriel Mairena y Omar Martín Reyes, de 24 y de 28 años, respectivamente, quienes fueron arrollados por una camioneta café, conducida por Héctor Pedro Ruiz Hernández.
La Policía explicó que Ruiz efectuó una mala maniobra e impactó a los dos muchachos.

(Colaboró Francisco Mendoza).