Sucesos

Juicio para un español infiel

* Se casó con una nicaragüense de 35 años, pero la engañó con su hijastra de 18, a quien embarazó * El acusado admitió ante una jueza haber amenazado de muerte a su mujer, cuando ésta le reclamó

Ernesto García

El ruido que Ruth de los Ángeles López Saavedra, de 35 años, escuchó la madrugada del 3 julio de 2009 desde el cuarto de su hija de 18 años, no lo provocó un “espíritu burlón”, sino su marido, el español Francisco Javier Sáenz Pacerizas, de 47 años, quien estaba teniendo relaciones sexuales con su hijastra.
Sáenz admitió ante la jueza Sexto Distrito Penal de Juicio, Ingrid Lazo, haber cometido los delitos de lesiones físicas leves y lesiones psicológicas graves, en perjuicio de su ex pareja, a quien maltrató cuando lo descubrió en la cama de su hija.

“Tu hija es más mujer que vos”
Al ser descubierto, Sáenz se incorporó de la cama y amenazó a López con matarla si hacía escándalo, mientras que la muchacha, la hija de la acusadora, huyó hacia otro cuarto.
En medio de la discusión que causó la infidelidad dentro del hogar, López aseguró que su ex marido le gritó: “Tu hija es más mujer que vos, porque ella tiene orgasmos y vos no”, mientras la jovencita descaradamente decía: “Vos mamá todo lo haces grande”.
A pesar de que la denunciante abandonó el hogar con sus tres hijos, incluido el que procreó con Sáenz, de siete años, la joven de 18 años se siguió viendo con su padrastro, quien ahora es su compañero de vida.
Durante la audiencia del juicio para el español, a la jovencita se le humedecieron las mejillas por las lágrimas porque está embarazada.
López Saavedra reveló que uno de los más afectados por el drama que vive es el niño que procreó con Sáenz, quien pregunta que si el tierno que tendrá su hermana será su sobrino o su hermano.

Fiscalía implacable
La fiscal Fabiola Mendoza fue implacable con el infiel español durante el debate de pena, porque le pidió a la jueza Ingrid Lazo que le imponga cuatro años de cárcel por las lesiones psicológicas graves y 18 meses por las físicas leves.
De ser aceptada la petición de la representante del Ministerio Público, Sáenz no podría obtener el beneficio de la suspensión de la pena, porque éste sólo se aplica en delitos con penas menores a los cinco años.
El español que no está preso, se encuentra esperando sentencia, la cual le será dada a conocer el próximo jueves.