Sucesos

Vigilante perece de un balazo en la nariz


Mercedes Vanegas

MASAYA
Parecía ser un juego de manos, pero se convirtió en una tragedia que cobró la vida de Jacinto Modesto Matute, de 35 años, quien laboraba como guarda de seguridad de la Empresa Servipro en residencial “Las Palmeras”.
Según investigaciones de la Policía de Masaya, el hecho se dio cuando Matute y su amigo, Steven Mercado, de 20 años, estaban jugando con sus relojes para ver cuál de los dos resistía el agua.
Al tratar de introducirlos al agua, Steven salió corriendo con los relojes, Matute lo persiguió, pero al detenerse a unos 50 metros de donde estaban inicialmente, víctima y victimario discutieron, luego este último le lanzó el aparato en la nariz a su amigo, provocándole una herida superficial.
Después Matute reclamó y empujó a Steven sobre la puerta de una vivienda, por lo que éste sacó el arma calibre 22 que portaba y le disparó a su compañero sobre el “ala” derecha de la nariz, lo que provocó sangrado interno y muerte inmediata.
El proyectil quedó alojado en la cabeza de Matute. El autor del disparo se encuentra detenido en la delegación policial de Masaya. El hecho se dio en residencial “Las Palmeras”, en horas de la tarde del domingo.