Sucesos

Reconocen cadáver


A César Iván Estrada Villalta, de 48 años, su familia lo buscó hasta debajo de las piedras, pero estaba donde menos se lo imaginaban: en las gavetas de la morgue del Instituto de Medicina Legal, IML.
El hombre que era habitante del barrio “El Pantanal”, desapareció de su casa desde el pasado jueves, cuando salió en la noche rumbo al Hospital “Lenín Fonseca” en busca de cura, según su cuñado, Silvio Tapia.
“Lo busqué en la costa del lago, en La Chureca (basurero municipal), en el cerro de Los Martínez, en la Policía y en el hospital cama por cama, pero no dimos con él”, relató el pariente de Estrada.
Según el dictamen del médico forense, Estrada murió a consecuencia de un trauma craneal severo y golpes en todo el cuerpo, la mañana del viernes 18 de los corriente.
Los familiares del hombre que permaneció cinco días como desconocido en la morgue del IML, expresaron que éste salió en su bicicleta la noche del jueves buscando atención médica porque ese día se había caído.
Tapia aseguró que la familia sabe que un agente de Tránsito de la Estación Dos de Policía presenció el accidente y ahora, supuestamente, no quiere brindar su testimonio.
Hasta la tarde de ayer las autoridades de Tránsito no tenían ninguna pista sobre el autor de este homicidio imprudente, mientras tanto César Iván Estrada recibió cristiana sepultura en el cementerio de Las Sierras de Managua.