Sucesos

Entre la vida y la muerte

* De acuerdo con el dictamen médico, Erling Francisco Silva tiene trauma craneoencefálico y edema cerebral, causados por heridas con arma blanca

Ernesto García

La familia Arias Gómez, de Ticuantepe, vive el peor drama de su vida, porque el más pequeño de la parentela, Erling Francisco Silva Arias, lucha por sobrevivir a las graves lesiones que le causó su desalmado padre, quien además secuestró durante un día al mayor de sus hijos, un niño de cuatro años.
Leonardo Francisco Silva Pérez, luego de acuchillar a su tierno hijo, Erling Francisco Silva Arias, a su ex pareja Betty Arias y a su cuñado Maynor Arias, también se llevó secuestrado al niño Kevin Leonardo Silva Arias, al que devolvió 24 horas después.
Mientras tanto, la Policía todavía sigue sin dar con el paradero del cobarde, quien al día siguiente de haber provocado el baño de sangre llegó a su trabajo a retirar su bicicleta despidiéndose del vigilante, a quien le dijo: “Hasta nunca”.
Un tío de los niños reveló que Kevin Leonardo fue enviado por su padre, a través de un desconocido, a su casa la madrugada del domingo, de donde lo enviaron al hogar de sus abuelos maternos.
La salvaje agresión se dio porque Betty Arias, diez días atrás, había dispuesto terminar su relación marital con Leonardo Silva Pérez, por sus supuestas infidelidades.

Cero mejorías
El doctor Noel Larios, subdirector del hospital “Fernando Vélez Paiz”, dijo que tres días después del ingreso del bebé, éste sigue sin mostrar mejoría en su estado de salud.
De acuerdo con el dictamen médico, Erling Francisco Silva tiene trauma craneoencefálico y edema cerebral causados por heridas con arma blanca, señaló el doctor Larios.
Para mantenerlo con vida aún los neurocirujanos del hospital “Lenín Fonseca”, quienes lo operaron de emergencia la noche del sábado, tuvieron que abrirle el cerebro a la criatura para evacuar varios coágulos de sangre, explicó el galeno.