Sucesos

Ocho culpables por asalto a Petronic

* El dinero del robo, un millón 30 mil 940 córdobas, sigue sin aparecer * Fiscalía pide sendas penas

Lizbeth García

Para “cerrar con broche de oro” las Fiestas Patrias, los miembros de un Tribunal de Jurados y la jueza Segundo Penal de Juicios de la capital, Adela Cardoza, declararon culpables por robo con intimidación y crimen organizado en perjuicio de Petronic y el Estado de Nicaragua, a ocho personas.
También los señalados fueron declarados culpables por posesión ilegal de armas y uso indebido de emblemas, trajes e insignias de la Policía.
Los inculpados son los hermanos Lenín Israel y Javier Edén García Monterrey, Saúl Hernández Maradiaga, Marlon José González, Eliécer Martín Castro Miranda, Marcos Tulio Elizabeth Rodríguez, Oscar Francisco Acevedo Merlo y Miguel Ángel González.
El fiscal Ernesto Hermidas y la procuradora Modesta Cáceres le pidieron a la jueza que castigue a los acusados con siete años de prisión por el robo y siete más por el crimen organizado, que son las penas máximas (las mínimas son cinco años) que existen para cada uno de esos ilícitos.
Además pidieron ocho años a razón de cuatro y cuatro por lo que hace a los otros delitos menores, en cambio los abogados solicitaron las mínimas para cada ilícito e invocaron atenuantes. La judicial anunció que leerá sentencia hasta el 28 de septiembre.

El robo
Los acusados asaltaron las instalaciones de Petróleos de Nicaragua, Petronic, el 29 de mayo de este año, disfrazados de policías y clientes, y se llevaron un millón 30 mil 940 córdobas que estaban destinados para el pago de la planilla de los trabajadores de la empresa.
Para cometer el crimen, primero robaron dos camionetas en las que llegaron a la empresa, intimidaron a los vigilantes, los desarmaron, los colocaron boca abajo, mientras una de las dos “células” sustraía el dinero de la tesorería, luego todos huyeron a bordo de los vehículos, y aunque hubo un intercambio de disparos en el que salió herido un atracador, eso no impidió la fuga.

Recusación
Jacinto Miranda, abogado de Marcos Tulio Elizabeth Rodríguez, anunció que apelará del fallo de la juez y de la sentencia, porque él presentó el domingo seis de septiembre un incidente de recusación que no fue debidamente tramitado, porque primeramente no se lo quisieron recibir en Ordice, y cuando se lo recibieron en el juzgado no le dieron lugar.
El abogado considera que quienes debieron decidir sobre la recusación eran los magistrados del Tribunal de Apelaciones, y en tanto estos no decidieran, el juicio debía detenerse.
Además señaló que los abogados no tuvieron suficiente tiempo de hacer sus alegatos finales en lo que hace al crimen organizado, delito que fue conocido y resuelto por la judicial.
Para Miranda todo esto es causal de nulidad del proceso, pero habrá que esperar que haya una apelación y la correspondiente audiencia en el Tribunal de Apelaciones de Managua, donde los magistrados le darán la razón a quien la tenga.
Al margen de los cuestionamientos procedimentales, la prueba que “hundió” a los acusados a la hora del juicio fue la testifical de Helmut Romero García, quien identificó a siete de los acusados como las personas que llegaron a planear el atraco dos días antes, en su casa en Monseñor Lezcano, la cual le prestó a Marlon González por dinero.