Sucesos

Joven madre muere por bala perdida


María Mercedes Urroz

Jerling Marcela Morales Potosme, de 18 años, pereció después de que una bala perdida le impactó en la parte derecha de la cabeza, sin que hasta ahora se sepa quién realizó el disparo.
La tragedia ocurrió el domingo, en su casa ubicada en San Antonio Sur. Supuestamente la muchacha sacó la cabeza para llamar a un familiar, pero en cuestión de segundos se desmayó. Sus familiares desconocían el por qué, la trasladaron al Hospital “Roberto Calderón”, donde fue atendida y después remitida hasta el “Antonio Lenín Fonseca”, donde expiró a la 1:30 de la tarde.
Doña Ana María Potosme, madre de Jerling Marcela Potosme, comentó que a ella le avisaron en su centro de trabajo que su hija estaba desmayada, pero nadie sabía qué le había ocurrido, porque no escucharon detonaciones por la noche ni en la madrugada.
Aseguró que desea que la Policía de la Quinta Delegación investigue cómo murió su hija, para que el crimen no quede impune y el hechor sea encarcelado.
“Yo pido que no dejen este caso olvidado, fue un ser humano el que murió…Sería mucho pedir que la persona que realizó ese disparo se entregue a las autoridades, pero si no lo hace, su conciencia no lo va a dejar tranquilo”, manifestó doña Ana María Potosme.

Versión policial
Por su parte, el inspector Pablo Loáisiga, jefe de Información y Análisis de la delegación antes mencionada, declaró que se están realizando las investigaciones pertinentes y no se descarta ninguna versión.
“Estamos haciendo pruebas de producto nitrado a todos los vigilantes del sector y a todo aquel que tenga arma, para ir descartando. La bala extraída a la joven en el Instituto de Medicina Legal es de un arma calibre 22, pero vamos a esperar las pruebas del Laboratorio de Criminalística para determinar de dónde salió el disparo”, aseguró el inspector Loáisiga.
Jerling Marcela Morales Potosme deja en la orfandad a un pequeño de dos años. Era la segunda de cuatro hijas de doña Ana María Potosme.