Sucesos

“Si la maté, pero fue un accidente”

* Acusado de parricidio tenía siete meses de andar huyendo, pero fue capturado

Ernesto García

Buscando armas ilegales en una casa en el barrio San Judas, la Policía “pescó” a Marán Luque Aguilar, de 38 años, la tarde del miércoles, quien era buscado desde hace siete meses, luego de matar de un balazo en el abdomen a su pareja, Vanessa Jarquín Paiz.
El sospechoso le dijo al Canal 10, cuando lo capturaron, que era cierto que lo buscaban por parricidio, pero señaló que “eso fue un accidente”.
La comisionada mayor Miriam Martha Torres, jefa de la Estación Dos de Policía, confirmó la captura de Luque Aguilar, sobre quien también pendía una orden de captura por robo con intimidación en perjuicio de una mujer a quien un compinche de Aguilar mancilló.
Luque Aguilar era buscado desde la mañana del 29 de enero de este año, cuando mató a su cónyuge en presencia de sus dos tiernos vástagos, en la casa que habitaban en el barrio Monseñor Lezcano.
La jefa de la II Sección de Policía explicó que Aguilar fue trasladado a las Celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, por tratarse de un reo de alta peligrosidad.
Al ser arrestado por agentes de la Estación Tres de Policía, Aguilar no portaba ninguna identificación y tampoco se cambió de nombre como habitualmente hacen quienes huyen de la justicia, comentó la comisionada mayor Miriam Martha Torres.
Irónicamente, dos años atrás Vanessa Jarquín luchó con “alma, vida y corazón” para sacar de la cárcel a Luque Aguilar, acusado de participar en el robo a una sucursal de la Western Unión.