Sucesos

Lápida a juicio para hija de Ruth Selma

* Jueza confirma sobreseimiento

Lizbeth García

La jueza Sexto Penal de Juicios de Managua, Ingrid Lazo, no dio lugar a la apelación que promovió el abogado Lulio Marenco contra la resolución dictada por el juez Séptimo Local Penal de Managua, Henry Morales, liberando de responsabilidad penal a Helena González Herrera, hija de la presidenta ejecutiva de Enacal, Ruth Selma Herrera.
González fue acusada por la supuesta autoría de homicidio imprudente y lesiones imprudentes en perjuicio de Kaxias Yanina Ordeñana y Marvin Wilfredo Ruiz, respectivamente, pero el juez Morales dijo que los hechos eran atípicos y sobreselló a la imputada, resolución que fue recurrida por el representante de las víctimas.
Ayer, Lulio Marenco alegó ante la jueza de alzada, que la sentencia del juez de primera instancia le causó agravios a las víctimas porque les negaron el derecho a la justicia, porque desde el momento en que Helena González condujo con aliento alcohólico y a supuesto exceso de velocidad, se hizo responsable por lo que ocurrido el 22 de abril, día del accidente donde perdió la vida Ordeñana.
Marenco señaló que los hechos no son atípicos como dijo el juez de primera instancia, porque están claramente establecidos en el Código Penal, por lo que pidió a la juez Lazo revocar la sentencia del doctor Henry Morales.
Pero el abogado de Helena González, Manuel Gómez, señaló que la joven de 18 años no tiene responsabilidad alguna por lo ocurrido porque la Policía Nacional determinó que ella venía en su preferencia y que fue el taxista el que le interceptó el paso al vehículo que la joven conducía a 67 kilómetros por hora.

Señalan supuesta negligencia
“El juez no pudo encontrar responsabilidad en ella ni tipicidad”, señaló el abogado, quien mencionó que si el taxista Marvin Ruiz le hubiese exigido a su pasajera, Kaxias Ordeñana, que usara el cinturón de seguridad, no hubiese salido expulsada del vehículo al momento del impacto.
Después de escuchar a las partes, la juez Lazo determinó que a las víctimas no se les negó el acceso a la justicia como alegó el acusador, porque el juez Morales le dio trámite a la causa y celebró la audiencia.
Para Lazo el juez de primera instancia actuó apegado a derecho al determinar, --en base a la presunción de inocencia y principio de legalidad--, que la causa era atípica “porque el responsable del delito es otra persona diferente a la que estaba siendo acusada”, y señaló que el hecho de que la persona señalada haya ido con aliento alcohólico (a la hora del accidente) no significa que sea responsable de todo.
Las víctimas consideraron que con la resolución se les volvió a negar la justicia, pero cabe decir que ya no tienen ulterior recurso.