Sucesos

“Moclín” sale en camilla del juzgado

* Supuestamente está enfermo del corazón, pero no hay dictamen que lo corrobore

Lizbeth García

Un joven de 26 años que está acusado por presuntamente secuestrar a una niña de 16 meses para luego llevarla a un cauce, desnudarla e intentar abusarla, salió en camilla del Juzgado Séptimo Penal de Audiencias de la capital, porque empezó a convulsionar, debido a que, según sus familiares y su abogado, padece del corazón.
Sin embargo, la fiscal Silvia Sánchez duda de la enfermedad de Ruddy José Alvarado, porque a la fecha su familia no ha presentado ni un solo documento que confirme sus antecedentes coronarios, pero además sus allegados no sabían ni el nombre de las pastillas que aparentemente toma.
Sin embargo, Ernesto Morales Barquero aseguró que su defendido tiene antecedentes coronarios y arritmia cardiaca desde hace varios años, por lo que ha sido atendido en el Hospital “Roberto Calderón”, donde le han extendido epicrisis.
Explicó que su representando empezó a convulsionar desde el miércoles, en la cárcel, pero la Policía no dio aviso a nadie ni trasladó al detenido al hospital, por lo que al llegar al juzgado, convulsionó, lo que a su juicio podría también estar relacionado a la golpiza que le dieron los pobladores el día que lo capturaron.
La Policía dice que el reo ha tenido la atención debida y prueba de ello es que inmediatamente después de que el juez ordenó su traslado al hospital, ayer, lo han tenido con custodia, pero quien determinará el verdadero estado de salud del reo será el Instituto de Medicina Legal.
El reo llegó ayer al juzgado para su audiencia inicial, pero ante el percance la vista se suspendió, lo que le dará tiempo a la Fiscalía para presentar la denuncia que hizo el testigo ocular de los hechos, quien le comunicó al Ministerio Público que los familiares de Ruddy José lo amenazaron.
Los delitos que le achacan al supuesto enfermo del corazón ocurrieron el 21 de agosto, a las 3:30 p.m. en un cauce de la colonia Nueve de Junio.