Sucesos

29 días de prisión para reo agripado


Lizbeth García

A solicitud del abogado Amadeo Flores, la juez Octavo Penal de Audiencias de la capital, Karla García, ordenó al Instituto de Medicina Legal que valoren al reo Luis Enrique Castaño Guzmán, porque se ha sentido agripado dentro de la cárcel.
Castaño enfrentará juicio oral y público por el asesinato de Lilliam Lorena Videa, el dos de octubre de este año, en el juzgado que la Oficina de Recepción y Distribución de Causas determine.
El abogado de Castaño le pidió a la juez que le sustituyera la prisión al acusado por el arresto domiciliar con tres custodios y la presentación periódica, además ofreció pagar una caución, pero la judicial decidió reconfirmarle la prisión al sospechoso porque el delito que le achacan es grave.
Durante la audiencia, un hombre que se identificó como padre del acusado y dueño del taxi que éste conducía el día que fue capturado por las autoridades de la Estación Dos de Policía, dijo que el día y hora del asesinato, Castaño estaba fuera de Managua.
El crimen ocurrió a las 6:00 de la mañana del 24 de julio, en un callejón del barrio El Recreo, cuando la víctima estaba esperando el recorrido escolar de sus hijos, y supuestamente pasó el acusado a bordo de un carro negro sin placas, y desde el interior sacó un arma por una de las ventanillas y, aparentemente, le propinó cinco balazos a la mujer.
El abogado Amadeo Flores cuestionó las pruebas que presentó la fiscal Giselle Borgen diciendo que el hijo de doce años de la víctima no es testigo ocular porque estaba dentro de la casa y salió al escuchar las detonaciones.
Presuntamente el crimen fue una venganza, porque Castaño estuvo preso cinco años por la denuncia que su vecina interpuso en su contra.