Sucesos

“Loquito” perece de hambre y sed

* La víctima vivía en la calle debajo de un árbol

Róger Olivas

CHINANDEGA

De hambre y sed murió un desconocido de 50 años, de la hacienda Argelia, tres kilómetros al norte, en la comarca El Tololar, jurisdicción del municipio de Posoltega.
El teniente Manuel Sequeira, portavoz de la Policía de Chinandega, informó que el deceso del hombre, quien era enfermo mental, se produjo la mañana del miércoles.
Róger Pereira Umaña, forense de este departamento, dijo que el cuerpo no presentaba señales de violencia.
Fidel Heberto Fletes Real, vecino de la comunidad, explicó a la Policía que el mendigo estuvo durante los últimos días posando debajo de una arboleda.
Detienen a peruana
Por otro lado, la vocería policial de Chinandega indicó que un grupo de gendarmes detuvo a las siete de la noche del jueves, en la frontera de El Guasaule, a Rosario Salas Canal, originaria de Renovación Palominos, Lima, Perú.
De acuerdo a las investigaciones, la sudamericana portaba un documento de identidad que no le pertenece, porque está a nombre de María Azucena Fletes, y con una dirección del barrio Primero de Mayo, de la ciudad de El Viejo, la cual es inexistente.
El portavoz dijo que la peruana presuntamente era conducida por un “coyote” conocido como “El Chele”, quien huyó cuando observó a los policías.
Salas Canal ahora está en las celdas preventivas de la Policía de Chinandega, y en las próximas horas será remitida a Migración y Extranjería para su deportación.