Sucesos

Audiencia a presunto asesino de vendedores

* Es el vigilante del hotel donde las víctimas se hospedaban, y quien en un primer momento culpó a un familiar por el crimen

Yelba Tablada

JUIGALPA, CHONTALES
En medio de una estricta vigilancia policial, se realizó la audiencia inicial a Alan José Valverde, de 22 años, acusado por el doble asesinato atroz en perjuicio de los vendedores de golosinas, Néstor Rivas y Enrique Espino, hecho ocurrido el pasado 29 de noviembre, en el Hotel El Bambú, ubicado en el kilómetro 147 carretera Juigalpa-El Rama.
Al cierre del acto judicial, la juez suplente de Distrito de Audiencias, licenciada Sulma Rojas, encontró suficientes elementos de prueba para mantenerle a Alan José la prisión preventiva, y lo remitió a juicio para el ocho de febrero de 2008. Familiares y amigos de los asesinados llegaron hasta el juzgado cargando en sus manos una pancarta con fotografías de Néstor y Enrique, para solicitar justicia.
Marlin Lezama, esposa de Néstor Rivas, se mostró contenta con la decisión de la judicial, y recordó que el miércoles 28 de noviembre habló por última vez con su marido, cuando se dirigía a Bluefields.
La viuda calificó de personas muy peligrosas a los asesinos de su esposo, porque con Alan José tenía una excelente amistad, y a pesar de esto le arrebataron la vida, sin importarles que dejaban desprotegidas a dos familias y a una madre que dependía de su hijo.
Desde el primer momento, el único detenido señaló a su tío, Alexis Valverde, un reconocido toma tierra y con antecedentes de homicidio, como el autor del doble asesinato en contra de los agentes de venta de golosinas, no obstante, al parecer no hay indicios que lo señalen a éste como participante en el crimen.