Sucesos

Dos mil córdobas para liberar a su madre


Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN
Los hijos de Francisca Pérez Guillén, de 45 años, pagaron dos mil córdobas para liberarla de una banda de plagiadores que la tenían en el cerro Las Amazonas, jurisdicción de Rosita, en la Región Autónoma del A-tlántico Norte.
La víctima fue interceptada por tres delincuentes armados de fusiles Ak y revólveres, en la zona conocida como Banacruz Arriba, cerca del lugar donde la mantuvieron en cautiverio durante dos días, y desde donde los malhechores exigieron a los hijos de la plagiada los dos mil córdobas por su liberación.
Sus hijos, con tal de volver a tener sana y salva a Francisca, tuvieron que prestar la cantidad exigida, ya que son campesinos de escasos recursos económicos. Por lo usual, estos malhechores, cuando se trata de víctimas femeninas, abusan sexualmente de ellas, aunque esa probabilidad no fue confirmada por la afectada ni por la Policía. Sobre este caso aún no hay personas detenidas.
Uniformados saquean pulpería
Y es que la inseguridad en esta extensa zona es tal que no hay un día que no se reporten hechos delictivos. Cuatro sujetos armados y vestidos de camufle robaron 4 mil 500 córdobas en efectivo y poco más de seis mil córdobas en productos variados de la pulpería de Vicente Pedro Pérez, de 45 años, en la comunidad indígena de Mukuswás, municipio de Bonanza.
Los delincuentes encapuchados cargaron con el botín la mañana del viernes último, tras sorprender en su propia casa–pulpería al afectado y sus familiares, entre ellos varios menores, a los que intimidaron con revólveres para despojarlos del capital que con tanto esfuerzo habían acumulado desde hace tres años.
Dos de los malhechores, de tez morena y de estatura mediana, lucían el cabello largo y empuñaban un fusil Ak cada uno, y los otros dos usaron revólveres de calibres desconocidos. La Policía de la localidad, por el caso tipificado como robo con intimidación, no ha detenido a nadie y tampoco tiene sospechosos.