Sucesos

Menor fanático del béisbol recibe pelotazo en el ojo

* La bola fue lanzada por Jorge Núñez quien lamentó el incidente

Róger Olivas

CHINANDEGA
En el sexto inning del juego entre los Indios del Bóer y los Tigres de Chinandega, escenificado la noche del viernes último, el dominicano Jorge Núñez, short stop (campocorto) del equipo capitalino, conectó un foul al lanzador William Juárez, el cual lastimosamente impactó en el ojo derecho del niño Josué Espinoza Núñez, de seis años, quien como de costumbre, uniformado, disfrutaba del béisbol junto a la fiel barra tigre en las gradas de primera base del estadio “Efraín Tijerino Mazariego”.
El pelotero Núñez, se llevó las manos a la cabeza, en señal de pesar, mientras tanto, el pequeño amante de la música y el béisbol, quien toca piano y los tambores de la barra fiel del equipo de Chinandega, fue trasladado de emergencia al Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de esta ciudad, donde es cuidado por su abuela y madre, habitantes del barrio Santa Ana.
Arlen Patricia Núñez, abuela del niño, dijo a EL NUEVO DIARIO que éste no pudo ser valorado por un oftalmólogo debido a que tiene muy inflamado el ojo. “Estamos orando a Dios y al Divino Niño para que todo salga bien, ojalá que el impacto de la pelota no haya afectada la retina”, manifestó.
Administración debe reparar malla
Instó a la administración del estadio de Chinandega a reparar parte de la malla por donde se introdujo la pelota, para evitar otros accidentes de este tipo.
Mientras comía una manzana, el infante afirmó que admira a los peloteros de los Tigres de Chinandega y los apoya con la barra brava, pero no volverá al estadio debido al percance.
Su mamá, Arlen Patricia Núñez, no culpó al pelotero Jorge Núñez, debido a que a su juicio, se trata de un accidente.
Hoy será la promoción del Tercer Nivel de Preescolar del menor, a la que lastimosamente no podrá asistir.
Se le introdujo varilla en pierna derecha
Por otro lado, Juan Manuel Brizuela Umaña, de 15 años, resultó con lesiones en su pierna derecha después que una varilla de hierro se le introdujo mientras jugaba junto a compañeros de clases en los alrededores de la parroquia Guadalupe, de Chinandega.
Su abuelo, Manuel Umaña Moya, residente del club Edén, cuatro cuadras y media abajo, dijo que de acuerdo a lo que le platicó su nieto, calzaba unas zapatillas de suela de vaqueta, cuando resbaló, y fue trasladado al Hospital España, de Chinandega, por un grupo de bomberos que utilizó equipos especiales para extraer la barra que por suerte no afectó los tendones del adolescente que estudia segundo año en el Colegio “Isabel Lizano”, de esta ciudad.
El muchacho fue operado la noche del viernes por médicos del Hospital España, donde se recupera.