Sucesos

Muerte por ahogamiento trunca encuentro familiar

* Joven que en breve viajaría a Estados Unidos pereció al intentar salvar a un ebrio, en las turbulentas aguas de Pasocaballos

Róger Olivas

CHINANDEGA
Un viaje al mar, que sería la alegre despedida para un joven que en breve partiría al extranjero, para reunirse con su mamá, culminó en tragedia. A las 3:15 de la tarde del domingo se ahogó en el peligroso balneario de Pasocaballos el joven Julián Alexander Montes Zapata, de 22 años, quien residía en el kilómetro 12 de la carretera vieja a León, en la comarca Cedro Galán.
Julián Montes Areas, padre del infortunado, dijo que él llegó el sábado por la mañana a la playa, y a las dos de la tarde arribó su hijo junto a sus hermanas, Zayda y Ana. Todos pensaban celebrar el próximo viaje de Julián Alexander.
El angustiado padre relató a EL NUEVO DIARIO que poco tiempo después, su vástago se lanzó al mar con la intención de salvar a un bebedor, que se estaba ahogando, como suele ocurrir en estas traicioneras aguas. “Por desgracia el tumbo lo levantó y se perdió en el mar”, expresó don Julián.
Por su lado, Daniel Dávila Zapata, tío de Julián Alexander, dijo que llegó junto a su sobrino y otros familiares a despedirlo al balneario de Pasocaballos, porque en pocos días viajaría a Houston, Texas, donde desde hace tres años reside su madre, Sara Zapata.
Muchacho ejemplar
Manifestó que Montes Zapata penetró demasiado al mar. “Dios quiera que aparezca su cadáver, aunque miembros de la Cruz Roja y la Fuerza no nos dan muchas esperanzas. Mi sobrino era ejemplar, no fumaba ni tomaba licor”, dijo afligido Dávila Zapata.
Miembros de la Fuerza Naval y de la Cruz Roja, filial Corinto, buscaban la tarde del lunes el cuerpo de Julián Alexander, quien deja en la orfandad a un niño de ocho meses, procreado con la joven Jeimy Morales.
La angustia finalizó cuando el cadáver fue localizado por miembros del Ejército de Nicaragua, a dos millas de la costa de Pasocaballos, la tarde del martes, y fue entregado a sus familiares, que de inmediato le dieron sepultura, por su avanzado estado de descomposición.