Sucesos

No hubo negligencia en atención de niño accidentado

* Pero sí violación a normas internas y deficiencia en equipos de diagnóstico

Leoncio Vanegas

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA

La Comisión Bioética del hospital “Alfonso Moncada Guillén”, integrada por más diez médicos, concluyó que no hubo negligencia en el trato y atención del niño Martín Alesei Meneses, de 13 años, por parte de galenos de la sala de traumatología y emergencia.
Según la denuncia del papá del paciente, del mismo nombre, en el centro a su hijo se le vio con indiferencia para detectarle traumas severos en las mandíbulas, por lo que tuvo que acudir a Estelí, donde sí le intervinieron quirúrgicamente.
No obstante, la junta médica que investigó la denuncia concluyó que el caso “fue manejado de acuerdo con el protocolo del trauma craneoencefálico, y dado de alta el día 22 de octubre, a eso de las doce del día, previa valoración por el médico de base de cirugía de turno, y el médico de turno en la sala de emergencia”, explicó el doctor Francisco Reyes, director del centro hospitalario.
Al padre del menor se le recomendó llevarlo al área de odontología y maxilofacial para que fuese valorado por su trauma. “Esto consta en el expediente”, acotó Reyes, mostrando el epicrisis del expediente clínico.
Reiterando el diagnóstico, el galeno dijo que al menor se le observó una evolución clínica que de acuerdo con la escala de alteración neurológica “mantuvo todo el tiempo 15 puntos, que es lo normal”, señaló.

Equipos con desfase tecnológico
Una dificultad de la comisión para profundizar en su opinión fue la inexistencia de las placas en el expediente del adolescente, las que están en poder del padre del paciente, lo que refleja una violación de las normas internas que recomendó corregir en todos los casos. Las láminas deben permanecer siempre en la carpeta médica.
También se reconoció que lo obsoleto y el mal estado de los equipos de radiología no facilitan un eficaz diagnóstico.
Igualmente reconoció la no existencia de un radiólogo, un neurólogo y un especialista en maxilofacial.
Por otro lado, aclaró el doctor Reyes que en las 13 horas de internado del muchacho, fue atendido por tres galenos de apellidos Ramos, Altamirano y Gaitán. “En ningún momento, el doctor Edgar Berríos --aludido en la denuncia por el familiar del paciente-- tuvo nada qué ver en la atención de este caso. Tal vez fue una equivocación del padre del menor”, apuntó.