Sucesos

Abuso en autolavado con costosas consecuencias


Lesber Quintero

RIVAS

Una camioneta Toyota, Four Runner, que fue llevada a un autolavado de la ciudad de Rivas, regresó a las manos de su propietario parcialmente destruida, luego que tres adolescentes la sustrajeron de manera abusiva del establecimiento, sólo para irse a estrellar contra dos árboles de mango que están frente al campo deportivo Los Cerritos, en la salida que conduce al municipio de Tola.
El afectado del “lujoso” abuso es Teodoro Antonio Fredersdorff Sacasa, quien de acuerdo con nuestras investigaciones tenía la camioneta en venta, por la suma de 14 mil dólares, y supuestamente sería negociada este sábado.
No obstante, Fredersdorff Sacasa nunca se imaginó que llevar a lavar la camioneta al autolavado “Macho Bayo” sería el fin de su Four Runner, blanca, placas RI-3207.
Según denuncia interpuesta ante la Policía, el incidente sucedió el lunes por la tarde. Ese día, el afectado llevó su camioneta a lavar a las dos de la tarde, y entregó las llaves a Jorge Arana Barrios, propietario del autolavado. Dos horas después, tres adolescentes que se mantienen en le negocio decidieron, en un descuido de Arana Barrios, tomar las llaves de la camioneta “para ir a dar una vuelta”.
Según la Policía, la camioneta era conducida por el joven de iniciales M.L.Z., de quince años, quien al circular sobre la salida hacia Tola, se pasó llevando al ciclista Alexis Antonio González, y al tratar de darse a la fuga se fue a estrellar con los árboles de mango. El subcomisionado César Useda, jefe de Auxilio Judicial de la Policía de Rivas, advirtió que el caso será investigado por los delitos de hurto con abuso de confianza, lesiones y daños.