Sucesos

Prisión para amante asesino

* Aunque su abogado niegue que fue él quien disparó con el arma del marido de la víctima

Lizbeth García

Pese a que el abogado de Francisco Javier Reyes, Denis Pérez, ponderó el hecho de que su patrocinado cargó hasta el hospital a su amante, Mercedes Margarita Martínez, y no huyó del lugar, aunque pudo hacerlo, la juez Cuarto Penal de Juicio, Marta Martínez, decidió ponerlo en prisión preventiva por la supuesta autoría de los delitos de homicidio y posesión ilegal de armas.
Los crímenes que le achacan a Reyes ocurrieron el 13 de noviembre, faltando media hora para las doce de la noche, en Ciudad Sandino, cuando la pareja de amantes discutía en plena calle, y el acusado supuestamente sacó de la cintura un revólver calibre 38, para dispararle en el cuello a la joven de 26 años. La bala cortó la arteria subclavia izquierda, de forma tal que la víctima falleció por hemorragia masiva.
Sin embargo, el abogado Denis Pérez alegó que los hechos no ocurrieron tal como los relata la Fiscalía. “Han omitido una serie de situaciones”, agregó, al explicar que el arma supuestamente estaba en posesión de Martínez a la hora de los hechos, y que su cliente la tomó del suelo, pero no ahondó en quién fue la persona que disparó.
Pero la Fiscalía presentó pruebas que dicen lo contrario: los vigilantes de calle, José Domingo Delgado y Holmann Rodríguez, vieron cuando la pareja discutía, el varón le pegaba con los puños a la dama, luego escucharon el disparo. Reyes tenía el arma en la mano, mientras la joven yacía ensangrentada en el suelo.
El arma pertenece a Juan Ramón Vega Jackson, el marido de Mercedes Margarita, quien le había entregado el arma “para su seguridad”.