Sucesos

Mujer víctima de celoso amante

* Hombre la mató con el arma que el marido de ella le había dejado para defenderse

María Mercedes Urroz

Celos, como la máxima expresión del machismo, son la motivación de un hombre que mató de un balazo a su amada la noche del martes, luego que salieron de disfrutar de unos tragos de ron, en un bar de Ciudad Sandino.
María Margarita Martínez Leiva, de 26 años, murió producto de un impacto de bala que le penetró por el lado izquierdo del cuello, con orificio de salida en la espalda, antes de ingresar de emergencia al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.
Una patrulla de la Policía de Ciudad Sandino trasladó a la joven, en un afán de salvarle la vida, pero fue imposible, ya que María Margarita falleció en el camino.
La Policía investiga la versión de una testigo que informó que María Margarita, junto a su novio, Francisco Javier Reyes Álvarez, de 24 años, iban en el camino y discutían. Aparentemente, Reyes le hacía reclamo por celos a su prometida. Los muchachos circulaban de la Farmacia San Benito, tres cuadras y media al sur, cuando hubo un forcejeo y la joven resultó herida de muerte. Del hospital, el cuerpo de la muchacha fue trasladado al Instituto de Medicina Legal.
María Concepción Leiva, hermana de la víctima, dijo que María Margarita tenía una relación informal con Francisco Reyes, y fue una vecina quien llegó a informar que los dos, bajo los efectos del alcohol, sostenían una fuerte discusión y que la joven había sido herida.
Asimismo, dijo que el arma que portaba Francisco era una pistola calibre 38, propiedad del cónyuge de María Margarita, identificado como Juan Ramón Vega Jackson, quien se encuentra en el extranjero. Se desconoce si el matrimonio mantenía una relación de común acuerdo, o si la joven había decidido reiniciar su vida amorosa con otra persona, en este caso Francisco Javier. Asegura la denuncia que Vega Jackson dejó el arma a su esposa para que se defendiera.
La fallecida deja en la orfandad a cuatro niños, el mayor de ellos de ocho años. Habitaba en la zona tres de Ciudad Sandino, de la Farmacia San Benito, tres cuadras al norte.
El presunto homicida se encuentra detenido en la Primera Delegación Policial, y será acusado en breve por este crimen, a todas luces de índole pasional. Por su parte, la Policía continúa las investigaciones, aunque se conoce que el caso está cerrado, por no haber más sospechosos ni elementos que investigar.