Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Por “una canita al aire”
El próximo 19 de noviembre, a las once de la mañana, el juez Segundo Penal de Audiencias, José Luis Araica, decidirá si remite a juicio o no a Carolina Jiménez Soza, de 25 años, quien fue acusada por la Fiscalía por la supuesta autoría de hurto en perjuicio del policía de la Estación Cinco, Pablo Antonio Gómez, de 29 años, quien denunció que el siete de noviembre se fue a tomar licor a un bar ubicado en el Mercado “Roberto Huembes”, allí, aparentemente, encontró a la señalada, la invitó a tomar cervezas, luego se fue con ella al Hospedaje Monimbó, donde ocuparon la habitación cinco para sostener relaciones sexuales de común acuerdo. Después, la víctima entró al baño para darse una ducha, momento que la imputada aparentemente habría aprovechado para tomar la camisa del policía con una tarjeta de débito con 2,300 córdobas, su chip policial número 11,843, los grados de teniente y el arma de reglamento con magazín y cartuchos, objetos que fueron recuperados en las casas de Hildebrando Reyes y Jessenia María Cano, vecinos de la acusada. Ésta, por medio de su abogada, Darling García Álvarez, alegó durante la audiencia preliminar del juicio número 358-07, que se reservaba el derecho de argumentar en la inicial qué tan claros son las testificales con las cuales se pretende acreditar el delito imputado. Mientras tanto, la señalada se encuentra bajo medidas alternas a la prisión preventiva, porque así lo solicitó el Ministerio Público.
Culpable por homicidio en bar
La fiscal auxiliar Ana Eli Ordóñez le solicitó a la juez Sexto Penal de Juicio que castigue con 13 años de prisión a José Santos Taisigüe Rodríguez, de 37 años, quien en juicio oral y público fue declarado culpable por el homicidio de Ramón Ernesto Hernández, 24 años, quien se ganaba la vida vendiendo en el Mercado Oriental, hasta que en agosto, su compañero de tragos, el acusado, lo mató de cuatro balazos en el abdomen y espalda, en las afueras del bar “La Fritanga”, ubicado en Batahola Norte, sitio donde víctima y victimario habían llegado junto a dos personas más, incluyendo una mujer. El abogado del acusado solicitó la pena mínima de seis años de prisión para su defendido, pero será hasta mañana miércoles que la autoridad judicial se pronunciará atendiendo a agravantes y atenuantes.
Domiciliar para sospechoso por muerte de encapuchado
La juez Sexto Penal de Audiencias de Managua, Gertrudis Arias, admitió la acusación que la Fiscalía promovió en contra de Víctor Alejandro Ulloa, de 36 años, por la muerte del menor de 17 años, Wilder Moisés Bermúdez Centeno, quien falleció al recibir un escopetazo el pasado cinco de noviembre, en el barrio “Arnoldo Alemán”, cuando en compañía de cinco encapuchados más, aparentemente pretendía robar en una casa donde funciona un negocio de alquiler de nintendos, aunque la versión de la familia doliente es que la víctima iba huyendo de las pandillas cuando le dispararon. La audiencia inicial del juicio será el 19 de noviembre.