Sucesos

Tragedia escolar y otro hijo único que fallece


Ernesto García

El exceso de velocidad es la aparente causa del accidente acontecido el mediodía de ayer lunes, en una calle céntrica de Bello Horizonte, donde murió el estudiante René Javier Sánchez Castillo, de 14 años.
Sánchez, hijo único de un matrimonio de médicos, falleció en la Sala de Emergencia del Hospital “Roberto Calderón”. Cursaba el primer año de secundaria. El adolescente se “topó” con la muerte cuando estaba a sólo cuadra y media de su hogar, ubicado de la Rotonda de Bello Horizonte tres cuadras al sur, una al oeste y media al sur.
Al producirse el brutal encontronazo, de la rotonda en mención, tres cuadras al sur, el joven René Javier Sánchez salió proyectado por la ventana de la puerta corrediza y fue a estrellar la cabeza contra un árbol, según algunos testigos.
Los otros estudiantes lesionados son los hermanos Carlos Eduardo y Freddy Ernesto Alemán, los que fueron conducidos a una clínica privada, al igual que otros dos alumnos, entre ellos una niña. Todos los lesionados, al igual que la víctima fatal, son estudiantes del colegio La Salle.
Además, en el accidente resultaron lesionados Milton Lezama Figueroa, dueño del automóvil Nissan, azul, placas Ch 10729, y su amigo, Douglas Membreño, quien conducía el automotor.
Membreño, tras protagonizar el impacto contra el microbús escolar, salió corriendo del vehículo y se fue en taxi al Hospital “Roberto Calderón”, donde llegó con una herida en la frente y un golpe en el tórax, asegurando que se le dificultaba la respiración.
Douglas Membreño dijo en el hospital que él manejaba a 40 ó 60 kilómetros por hora, pero Ricardo Palacios, chofer del microbús, placas M 033 473, donde viajaban los estudiantes, lo hacía a una velocidad superior a los 100 kilómetros por hora.
A consecuencia del impacto, el carro que circulaba de norte a sur quedó en dirección contraria y al microbús se le desprendió la canastera, quedando a la orilla de cuneta, en dirección de este a oeste, a pesar que circulaba de oeste a este.
Ésta es la segunda tragedia ocurrida a hijos únicos en los últimos días. El viernes pasado, una niña de 12 años, que viajaba en su bicicleta sobre la Carretera Norte, murió al ser arrollada por un cabezal. Era la única hija de su madre, y residía en el barrio El Rodeo, frente al Aeropuerto Internacional.