Sucesos

Dos crímenes en fin de semana


Ernesto García

La oscuridad es probablemente la mejor aliada de los miembros la pandilla “Los Cumba”, quienes la madrugada de ayer domingo mataron de un disparo de arma “hechiza” al joven Glen Roy Solórzano Webb, de 25 años.
El crimen tuvo como escenario el parque de Las Américas Dos, hasta donde llegaron “Los Cumba”, aparentemente, a “ajustar cuentas” con viejos rivales del mismo sector.
Parece que “Los Cumba” siguen sedientos de sangre, porque al amanecer del domingo volvieron a incursionar cerca de la escena del crimen, amenazando con seguir matando a sus otros rivales.
“Hoy (ayer domingo) llegaron ‘Los Cumba’ hasta cerca de la casa, gritando que todavía provocarán una docena de muertos más”, aseguró una familiar de Solórzano, mientras esperaban la entrega del cadáver del joven en las afueras del Instituto de Medicina Legal.
Glen Roy Solórzano, quien fue conducido por sus amigos en un taxi al Hospital Alemán Nicaragüense, llegó muerto al centro asistencial, según confirmaron las autoridades médicas.
Isabel Solórzano dijo que la bala de arma “hechiza” que terminó con la vida de su hermano le perforó un pulmón. Glen Roy era el menor de cuatro hermanos y hace un mes había quedado en el desempleo.
En el día su cumpleaños
Por otra parte, en el barrio “Rubén Darío”, cerca del parque Candelaria, Miguel Ángel González Silva fue ultimado de una cuchillada cuando supuestamente le negó un trago a un sujeto apodado “El Chojo”.
González fue trasladado por amigos en un automóvil al Hospital Alemán Nicaragüense, pero de igual manera, cuando ingresó al centro asistencial, ya era difunto.
Por este crimen, los atemorizados pobladores del barrio “Rubén Darío” señalan a “El Chojo”, quien supuestamente hace pocas semanas salió de la Cárcel Modelo en Tipitapa.
Miguel Ángel González, quien deja en la orfandad a dos niños, recibió ayer cristiana sepultura en su natal Masaya, un día después de su cumpleaños número 27.