Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

25 años de prisión a asesinos de comisionado Obando
A 25 años de prisión fueron condenados Luis Miguel Ordóñez y Héctor Aragón Roa, por la coautoría de robo con violencia seguido de muerte, en perjuicio del comisionado Guillermo Manuel Obando, en tanto que los encubridores, Cristhian Rivas Morales y Milton Rayo Miranda, se hicieron merecedores de un año y medio de cárcel cada uno, por lo que ayer mismo solicitaron la libertad condicional. Sin embargo, el juez Octavo Penal de Juicio, Tomás Eduardo Cortés, no dio lugar a la suspensión de la ejecución de la condena porque los abogados de Rivas y Rayo debieron haber solicitado ese beneficio el día que se celebró la audiencia de debate de pena, y no el día de la notificación, sin embargo, los reos pueden volver a solicitarla ante el juez de Ejecución de Pena y Vigilancia Penitenciaria. Marcos Ordóñez y Ana María Aragón, padre y prima respectivamente de Luis Miguel y Héctor, quienes saldrán de la cárcel hasta el 14 de julio de 2032, anunciaron que apelarán de la sentencia condenatoria, que no los sorprendió porque estaban conscientes de que estaban luchando contra “poderes fuertes”, pero confían en Dios que se hará justicia y todo saldrá bien. “Estos muchachos no son los asesinos. Esos andan afuera, pero como entre cielo y tierra no hay nada oculto, un día va a salir la verdad”, agregó don Marcos, quien no se atrevió a identificar a los que para él son los verdaderos criminales. Se limitó a decir: “Quisiera saber quiénes son los asesinos”.
Juicio oral para el presunto “tocón acuático”
Después de que circulara la versión de que Roberto Carlos Wilford, de 38 años, aparentemente admitiría los hechos por los que fue acusado en el Juzgado Tercero Penal de Audiencias, finalmente no hubo ninguna admisión, y el reo fue remitido a juicio oral y público por la presunta autoría del delito de abusos deshonestos en perjuicio de su entenada de doce años, a quien supuestamente casi ahoga en el Lago de Managua por manosearla dentro del agua para no ser visto. El juicio quedó programado para el cuatro de diciembre, y mientras llega la fecha, el acusado permanecerá en prisión preventiva. Los hechos se dieron en el Malecón de Managua, el 17 de octubre, cuando la niña en vez de ir a clases, se fue al tramo de su madre, en el Mercado Oriental, para pedirle dinero, pero no la encontró, lo que aprovechó Wilford, marido de la señora, quien le dijo que la llevaría donde ella, sin embargo lo que hizo fue tratar de llevarla a una cuartería, y como no pudo, la llevó a las costas del lago, donde aparentemente la zambulló para tocarle sus partes.
No irá a juicio por narco-paquete
Porque la acusación no reunía los requisitos de ley en cuanto a individualización de la supuesta participación que Carlos Uriel Prado había tenido en el delito acusado (transporte de drogas), la juez Tercero Penal de Audiencias no admitió el cargo en contra del señalado, y éste quedó libre y eximido de ir a juicio oral, aclaró el abogado defensor Bismarck Quezada. Prado fue capturado junto a Mayra Elena Taylor, el 19 de octubre, cerca de la Casa del Obrero, cuando ella iba en un taxi, cargando en sus piernas una bolsa que según la Policía contenía 1,109 gramos de cocaína.