Sucesos

Muere tras recibir balazo en el ojo


Róger Olivas

CHINANDEGA
Después de bailar en una pachanga en el barrio “Alejandro Dávila Bolaños”, de esta ciudad, Oscar Alcides Gómez Bustamante, de 22 años, murió tras recibir un disparo de revólver en el ojo izquierdo.
La víctima salió de la fiesta a las doce y media de la noche del domingo, con Justo Pastor y Óscar Danilo González, de 19 años.
Juan Pastor Gómez relató que su hijo iba en una bicicleta, escuchó varios disparos, y a las cinco de la mañana de ayer se enteró del deceso de Óscar Alcides.
Por su parte, Arilia Gómez Aguilar, de 60 años, residente de Chinandega, dijo que acompañó varias cuadras a su nieto, y le aconsejó que regresara pronto a su vivienda porque era muy noche y peligroso.
“Después escuché varios balazos, y dije: “Señor, sólo falta que le haya pasado algo a mi muchacho”, y no dormí toda la noche pensando en él”, recordó la señora, quien reveló que Óscar Alcides tenía rencillas personales con varios sujetos de la comarca Belén, porque lo habían macheteado hace varias semanas.
Entre sollozos, la humilde mujer dijo que su nieto había ingerido licor el día de los hechos y que no pudo defenderse.
La forense de Chinandega, Silvia Villegas, reveló que Gómez Bustamante presentaba un impacto por arma de fuego en el oído izquierdo con orificio de salida en el ojo del mismo lado. También tenía una herida de arma blanca en el abdomen, propinada presuntamente por sus victimarios después de fallecido.
Efectivos policiales capturaron a Óscar Danilo González como sospechoso del crimen, porque, aparentemente, tenía el pantalón con manchas de sangre.
Antonio González comentó que su hijo era amigo de Gómez Bustamante, por lo que le extraña que lo vinculen con su muerte.