Sucesos

Asesina de Kinzel en huelga de hambre por hijo muerto

* El menor de tres meses falleció en manos de Mifamilia, 24 horas después de que se lo quitarán a la abuela para trasladarlo a Managua, “por seguridad” * El otro niño de dos años también fue trasladado

Máximo Rugama

ESTELÍ
Malestar causó en la joven K.K.H.T., acusada por el asesinato del norteamericano Kenneth Augustus Kinzel (Jr), el traslado hacía Managua de sus dos menores hijos, uno de los cuales falleció ayer en circunstancias no muy claras hasta ahora.
El traslado tuvo lugar el viernes, por lo que la joven se declaró en huelga de hambre desde el sábado en la mañana, “para que me regresen a mis hijos”, dijo, pero en la tarde se estaba conociendo la triste noticia.
Los dos niños, de dos años y tres meses, respectivamente, estaban en Managua en un centro del Ministerio de la Familia.
La madre de la detenida, María Esther Talavera, explicó que su esposo, Yury Hidalgo, en estado de shock, le confirmó el deceso del niño de tres meses, por lo que el cuerpo fue entregado en el Instituto de Medicina Legal en Managua.La Fiscalía de Estelí también confirmó el deceso del niño, pero no ahondaron en las causas, pero se cree que fue por el cambio brusco de clima, dado que en Estelí está haciendo frío y en Managua hace demasiado calor.
El personal de Mifamilia-Estelí no confirmó ni negó la noticia ayer porque la delegada no pudo ser ubicada este fin de semana, por lo que se espera que hoy haya una declaración.
Desde el viernes la madre de la acusada cuestionó la resolución aduciendo que le estaban quitando a los dos niños el derecho a ser amamantados, porque el de tres meses, supuesto hijo de Kinzel, aún tomaba leche materna, y el otro, que es el resultado de una primera relación amorosa de la muchacha, aún toma biberón.
El viernes la delegada departamental del Ministerio de la Familia, Francis Eugenia Moreira , dijo que la resolución estaría vigente por seis meses, aunque es apelable y revocable, dependiendo de la evolución del hogar de los abuelos de los niños.
Ese mismo viernes, la funcionaria destacó que el Ministerio de la Familia al trasladar a los niños estaba cumpliendo su función de protección, sin tratar de beneficiar o afectar a los adultos de la familia.
Desde hace más de un mes, la supuesta asesina de Kinzel se encuentra en las instalaciones del hospitalito de salud mental “Monseñor Nicolás Antonio Madrigal”, centro que está adscrito a la Diócesis de Estelí y es parte de una de las Direcciones de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Trópico Seco.
Supuestamente la joven tiene padecimientos mentales. Según la acusación, el 13 de mayo discutió con su pareja, el norteamericano, le propinó dos balazos en la cabeza y tres días después despedazó su cuerpo para luego esconder los fragmentos en distintos lugares.
El juicio está programado para finales de octubre o inicios de noviembre.