Sucesos

La travesura infantil que acabó en abuso sexual

* Niñas hurtaron cien dólares para ir a comer y dormir fuera de sus casas, pero fueron a parar a la cuartería de un degenerado, que las abusó

Dos niñas que hurtaron cien dólares para ir a comer pollo y vivir una aventura durmiendo fuera de casa, “cayeron en la boca del lobo”, porque aparentemente fueron a parar a la cuartería de Bartolomé Marenco García, quien tiene un largo historial delictivo por violación, robo con intimidación y lesiones.
Marenco, quien en el pasado ha sido investigado por la presunta autoría de otra violación, ya estuvo preso cuatro años en la Cárcel Modelo, de Tipitapa, porel delito de robo con intimidación.
La aventura de las tres amiguitas, de nueve, diez y 12 años, que escandalizó a los pobladores de Tipitapa, comenzó el pasado lunes, cuando éstas se fugaron del Colegio “Salomón Ibarra”, donde cursan sus estudios primarios.
La peligrosa travesía fue planeada por la niña de 12 años, quien sustrajo de su vivienda un billete de cien dólares, propiedad de su hermana mayor, para irse de “bacanal”.
Los abusos sexuales contra las niñas de diez y 12 años fueron confirmados a través de un dictamen del Instituto de Medicina Legal, donde se indica que éstas presentan señales de acceso carnal reciente.
En el escrito acusatorio se relata que las tres niñas, luego de fugarse de la escuela, se dirigieron al restaurante de comidas rápidas, a comer pollo frito, y al caer la tarde se dirigieron a la casa de Bartolomé Marenco y su mujer, donde la pareja alquila cuartos.
Tranquilas al día siguiente
A pesar que las dos niñas supuestamente fueron abusadas la noche del lunes, regresaron el martes por la mañana al restaurante de comida rápida, a comer y jugar de lo más tranquilo.
Inicialmente la Fiscalía tenía previsto acusar como cómplice de la doble violación a la cónyuge de Marenco, pero por falta de elementos probatorios en su contra, la Fiscalía declinó acusarla, explicó la fiscal Jirón.
La coartada de la mujer de Marenco es que ella se durmió y eso fue aprovechado por su pareja para pasarse al cuarto donde dormían las tres niñas y abusar de las dos mayorcitas.
Durante la audiencia preliminar, la jueza Penal de Audiencias de Tipitapa, Victoria López, le impuso la prisión preventiva a Marenco y programó para el próximo primero de noviembre la audiencia inicial, en la que se conocerá la fecha del juicio oral y público.
El hombre, quien podría pasar hasta 30 años en la cárcel, de ser encontrado culpable de la doble violación, a través de su defensa negó los cargos que le son imputados.