Sucesos

Querían partirla para leña, pero resultó ser una mina


María Mercedes Urroz

Víctimas de la curiosidad, dos hondureños habitantes de la comarca San Marcos de Colón, ubicada a 10 kilómetros de la frontera con Nicaragua, resultaron con graves mutilaciones, luego que les explotara una mina, vestigio de la guerra de los años ochenta.
Alexis Centeno Padilla, de 27 años, hijo de uno de los afectados declaró que el jueves último su papá junto a Dionis, realizaban trabajos de albañilería cuando ocurrió la tragedia.
“El artefacto lo encontramos en un siembro de maíz y lo llevamos al barrio, ya que nos pareció interesante, era pesado y pensamos que lo podíamos utilizar como martillo, después fue que decidimos partirlo y ya ve el resultado”, dijo Alexis.
Partirlo para leña
Marcos Centeno Domínguez y Dionis Evelio Hernández, ambos de 48 años, son los nombres de los afectados, quienes sufrieron serios estragos al intentar partir un artefacto que en fracción de segundo explotó y marcó sus vidas para siempre.
Centeno recordó que su papá y Dionis decidieron partirlo y utilizarlo para rajar leña, fue entonces que Dionis tomo el objeto y Marcos con una pulidora intentó cortarlo, pero el calor provocó que explotara y los lanzara por los aires.
“El sonido fue fuertísimo y cuando reaccioné ya estaban desfigurados por completos, tenían charneles por todos lados, quien salió con más problemas fue Dionis”, aseguró Alexis.
Heridos fueron trasladados al Hospital de Somoto y por la gravedad de las lesiones transferidos al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde según los familiares están siendo atendidos de “maravilla”, por lo cual agradecen a las autoridades de salud nicaragüenses.
Una comisión de la Organización de Estados Americanos, OEA, se presentó al Hospital para brindar ayuda a los familiares.
Es importante recordar que nuestro país es una de las zonas más afectadas por minas, y en el norte los departamentos más afectados son Nueva Segovia y Jinotega.