Sucesos

Breves judiciales


Extraña violación
El juez suplente Octavo Penal de Audiencias, José Galeano, admitió la acusación que la Fiscalía promovió contra el cubano de iniciales N.D.T.V., quien vive en el municipio de San Rafael del Sur, donde supuestamente el 14 de septiembre de este año habría violado en su finca y sobre la tina de su camioneta, a plena luz del día, a una joven de 17 años, quien extrañamente denunció el caso hasta el 22 de octubre. Según el escrito acusatorio, la joven se subió por su propia voluntad a la camioneta de su victimario para ir a ver un caballo a la finca del acusado, pero supuestamente estando en el lugar, la empezó a besar y a acariciar sus partes íntimas sobre la ropa interior. Agrega el escrito acusatorio que la joven reclamó bajo el argumento de que “era señorita”, pero el hombre presuntamente no le hizo caso, le quitó el calzón a la fuerza, se sacó su órgano, forcejeó con ella hasta que finalmente la penetró y llegó al clímax sobre sus piernas. La acusación explica que la víctima siempre le dijo que no hiciera eso, y hasta lo cacheteó, pero lo extraño del caso es que la joven esperó un mes para denunciar, y el dictamen médico legal, que tiene fecha del seis de junio, es decir tres meses antes de que ocurriera el crimen, indica que la joven no es virgen y los signos de acceso carnal que presentaba son de vieja data.
Tocamientos acuáticos en El Malecón
Corta se quedó la Fiscalía al acusar a Roberto Carlos Wilford, de 38 años, porque de las testificales se desprende que éste no sólo manoseó a su entenada de doce años, supuestamente, sino que también puso la vida de la menor en riesgo al introducirla en las contaminadas aguas del Lago de Managua, frente a El Malecón, para tocarle sus partes íntimas, glúteos y bustos, sin que nadie lo viera. La acusación explica que cuando Wilford vio que la niña se estaba ahogando, la dejó botada a la orilla de la playa, sin embargo, sólo fue acusado por abusos deshonestos, delito por el que la juez Tercero Penal de Audiencias le decretó la prisión preventiva y le programó la audiencia inicial de juicio para el 29 de octubre. Los hechos ocurrieron el 17 de octubre, cuando la menor salió de su casa, en el barrio Waspam, para ir a la escuela, pero luego decidió ir donde su madre, en el Mercado Oriental, para que le diera dinero, y como no la encontró, fue interceptada por el nuevo marido de la madre. Wilford la habría tomado del brazo por la fuerza para llevarla a una cuartería con engaños y con la amenaza de guardar silencio, la menor se resistió, luego fue llevada a un predio baldío cercano a El Malecón, supuestamente después el acusado se semidesnudó y zambulló a la menor en el agua para frotar la vagina y otras partes del cuerpo con las manos a la jovencita, que finalmente fue rescatada por un policía de Tránsito que pasaba por el desolado lugar y escuchó sus gritos.