Sucesos

Homicida despiadado es un menor de edad


Lizbeth García

Porque “es un niño” de 17 años, el joven que mató a puñaladas a Edwin Daniel Baptist, de 28 años, el pasado tres de junio en Villa Venezuela, podría salir en libertad porque su abogado estaba pidiéndole al juez suplente Séptimo Penal de Audiencias, Marcos Suárez, que le otorgara arresto domiciliar.
Sin embargo, como el juez se declaró incompetente para seguir conociendo el juicio, remitió el caso a la Oficina de Recepción y Distribución de Causas para que ahí decidan qué juez de Menores juzgará al “niño” homicida, y por consiguiente también determine la medida cautelar que le va a aplicar.
Por el momento, el acusado, que cumplirá 18 años hasta el 20 de febrero de 2008, según la partida de nacimiento que presentó su abogado, seguirá preso.
Según la acusación, el homicidio de Edwin Daniel Baptist ocurrió después de una fiesta de cumpleaños en la casa Vilma del Socorro Gómez.
Escena de película
Supuestamente el menor de edad y Guillermo Enrique Orozco, alias “El Guiler”, de 25 años, actualmente prófugo de la justicia, llegaron a provocar a la víctima y sus amigos, y como éstos se defendieron a pedradas, el segundo acusado aparentemente sacó dos armas, una en cada mano, y empezó a disparar.
Un proyectil impactó a Baptist en el tórax, pero con la ayuda de su hermano Alexander y un amigo, corrió algunos metros más. El herido no resistió y cayó sobre el pavimento, donde fue abandonado por sus acompañantes, que aparentemente decidieron huir para salvar sus vidas.
Fue en ese momento que supuestamente el menor de edad sacó un arma blanca y le propinó seis estocadas en la espalda, tórax y abdomen, para después huir a refugiarse bajo las faldas de su madre, que estaba feliz de saber que su “hijito” va a un juzgado de Menores, donde la pena máxima por homicidio es de sólo seis años. Para los adultos es de ocho a 14 años.