Sucesos

Dos causas para horrible accidente

* Busero que causó la muerte de pareja de motociclistas invadió el carril contrario, a exceso de velocidad

Ernesto García

Exceso de velocidad e invasión de carril fue lo que causó el fatal accidente de la noche del lunes en el kilómetro 18 de la Carretera Panamericana Norte, donde fallecieron dos personas que viajaban en una motocicleta. José Ariel Latino, chofer del autobús, fue quien provocó el accidente en que murieron de forma inmediata el motociclista Mariano de Jesús Olivas Mendoza, de 33 años, y su acompañante, Vilma Elena Meza Orozco, de 30 años.
La fiscal auxiliar Martha Sánchez dijo que dependiendo de las pruebas que remita la Policía al Ministerio Público, Latino sería acusado hoy en los tribunales para que responda por homicidio culposo. El chofer también podría estar enfrentando cargos por la presunta autoría de exposición de personas al peligro.
A consecuencia del brutal impacto tomaron fuego la motocicleta y el autobús, porque el tanque de la moto quedó incrustado en el motor de la unidad de transporte colectivo.
Las dos víctimas, originarias de la zona rural del departamento de León, recibieron cristiana sepultura. Vilma Elena Meza Orozco fue sepultada en el Cementerio Oriental, y Mariano de Jesús Olivas Mendoza recibió cristiana sepultura en la Mina El Limón, jurisdicción de León.
A la salida del Cementerio Oriental, los familiares de Vilma Elena Meza, quien deja en la orfandad a un niño de nueve años, exigieron un castigo ejemplar para el causante de la tragedia. “Yo quisiera que a ese busero le caigan los 30 años de cárcel, porque tres años pasan chiflados (rápido)”, dijo la señora Petrona Orozco, madre de Vilma Elena Orozco. El Código Penal establece que el autor del delito de homicidio culposo será castigado con una pena máxima de tres años de prisión.