Sucesos

Asalto frustrado por policías-pasajeros

* Delincuentes ya habían estallado las llantas de un camión distribuidor, y se disponían a recoger el botín cuando apareció un bus * A balazos, los agentes los obligaron a huir sin un centavo a los encapuchados

Francisco Mendoza

JINOTEGA
Delincuentes que se han dedicado a asaltar en las carreteras jinoteganas vieron frustradas sus intenciones de llevarse un buen botín, al enfrentarse a balazos con miembros de la Policía Nacional que llegaron en el momento que pretendían asaltar un camión distribuidor de mercadería.
Cuatro elementos armados con fusiles Ak, escopetas y otras armas de cacería, encapuchados y con ropa militar y botas de hule, interceptaron el camión placas CT 0010, propiedad del ciudadano Wilmer Rodríguez Ruiz, originario del municipio de La Trinidad, departamento de Estelí, en el sector de La Maraña, ubicada entre los municipios de Pantasma y Wiwilí.
Poncharon las llantas
Las primeras investigaciones realizadas por la Policía señalan que los delincuentes realizaron varios disparos contra el automotor, para que se detuviera, y le poncharon dos llantas traseras y una delantera, por lo que el conductor ya no podía hacer nada para escapar de los antisociales que se preparaban para llevarse el dinero producto de la venta que habían realizado los ocupantes del automotor.
Cuando los antisociales se disponían a “barrer” con lo que había en el camión, apareció otro vehículo de transporte colectivo, donde viajaban cuatro policías que fueron recibidos a balazos por los cuatro antisociales, por lo que los agentes respondieron al fuego hasta que hicieron huir a los asaltantes, con las manos vacías. Esta sorpresiva aparición de los agentes evitó el asalto y que los bandidos tomaran represalias contra el conductor del camión, por haberse resistido al asalto, inicialmente.
La Policía jinotegana, a través de la Oficina de Relaciones Públicas, manifestó que hasta el momento se desconoce si los delincuentes cargaban con algún herido, pero los agentes se encuentran en la zona rastreando el lugar para tratar de capturarlos.