Sucesos

¿Víctimas de infartos?


Dos hombres, que presuntamente tenían problemas cardiovasculares, murieron ayer, miércoles, cuando cumplían con sus jornadas laborales. El primero era vigilante de la empresa VSN y se llamaba Guillermo Avilés Bermúdez, de 57 años. Éste fue encontrado sin vida a eso de las siete de la mañana, en su puesto de trabajo, en la sucursal de Unión Fenosa en Portezuelo. La segunda víctima, aparentemente de infarto, se llamaba Carlos Manuel Mendoza Solís, de 47 años, a quien la muerte lo sorprendió cuando conducía su motocicleta a la altura del kilómetro 12 de la Carretera Nueva a León. Los dos cadáveres fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal.