Sucesos

Muere en enfrentamiento con policías

* Sus cuatro compinches fueron capturados tras una persecución, luego que asaltaron un bar en Masaya

MASAYA
Un sujeto, que minutos antes había asaltado un bar en esta ciudad en compañía de cuatro compinches, murió la noche del martes en un enfrentamiento con agentes policiales, cuando éstos les daban persecución.
Giovanni Sandoval Espinoza, de 26 años, murió mientras huía junto a Daniel José Cuadra Figueroa, de 21; Foad Moisés Arróliga Cuadra, de 24; Orlando José López Fernández, de 20, y Bayardo José Ramírez Ruiz, de 21, quienes viajaban a bordo de un vehículo Hyundai, gris, sin placas. El occiso viajaba en el asiento trasero del vehículo.
Los sospechosos llegaron al bar Los Laureles, ubicado cerca del Museo “Camilo Ortega”, a eso de las diez y media de la noche, con los rostros cubiertos con pañuelos, para realizar el robo. Según testigos, Sandoval entró primero al local, y tras mostrar su arma y anunciar que se trataba de un asalto, tomó a un joven de veinte años que trabaja en el lugar y lo forzó a bajar la cabeza durante el tiempo que duró el atraco.
Mientras tanto, los otros asaltantes se llevaban dos cajillas de cervezas y media cajilla de gaseosas que estaban dentro de las refrigeradoras. Asimismo, tomaron de la caja tres mil córdobas en efectivo y cincuenta dólares, y luego se llevaron un televisor de veinte pulgadas y un DVD.
Niños entre víctimas
La propietaria del bar, Karina Elizabeth Valle González, de 26 años, quien ya estaba por cerrar el local cuando llegaron los delincuentes, se encontraba sólo en compañía de sus tres hijos, de diez, ocho y dos años de edad, y su trabajador de veinte años.
Cuando los asaltantes se disponían abandonar el lugar, la propietaria se agarró del vehículo, tratando de detenerlos, y fue arrastrada varios metros. Según Valle González, quien también trató de darles alcance a bordo de su bicicleta, los sujetos huyeron con dirección a Catarina.
La afectada avisó a la Policía Nacional de Masaya, por lo que una patrulla se dispuso a darles persecución. Los sujetos llegaron hasta Catarina y luego regresaron a Masaya, entrando por el barrio Monimbó, y tras un intercambio de disparos, los agentes lograron detenerlos, con el apoyo de otras patrullas, cerca de la gasolinera de Petronic, en el sector de la carretera Masaya–Managua.
En el intercambio de disparos sólo resultó muerto Giovanni Sandoval Espinoza, quien recibió un disparo por la espalda, con orificio de salida a la altura del pecho.
El cadáver del sospechoso, quien residía en el barrio Altagracia, de Managua, fue entregado a su mamá, Marta Espinoza.
Según la propietaria del bar, Sandoval Espinoza ya había llegado en algunas ocasiones a tomar licor, y ese día, uno de los sujetos estuvo tomando con una muchacha de entre 20 y 24 años, hasta poco antes de que cometieran el robo.
Los cuatro detenidos serán remitidos a la orden del juez por los delitos de robo con violencia, asociación ilícita para delinquir y exposición de personas al peligro.