Sucesos

Siete muertos en Matagalpa

* Entre ellos, tres ahogados y dos víctimas de intoxicación alcohólica

Francisco Mendoza

MATAGALPA
Siete personas murieron en diferentes circunstancias y municipios de este departamento durante el fin de semana, entre ellas tres ahogadas en ríos crecidos por las constantes lluvias caídas en el país.
Una de las tragedias se registró en el poblado de San Ramón, donde perdió la vida el ciudadano Eduardo Andrés Tijerino Chávez, de 23 años, cuando a la camioneta Toyota, verde, placas M001147 en la que viajaba, se le estalló una llanta delantera, lo que provocó que el conductor perdiera el control del automotor e impactará contra un poste de concreto del tendido telefónico.
La Policía de Seguridad de Tránsito concluyó que la desgracia se debió al exceso de velocidad, lo que convirtió la simple ponchadura en tragedia. De igual forma, se estableció que el joven murió de forma instantánea, por lo que el cadáver fue trasladado a la morgue de la Clínica Forense del complejo judicial, donde se presentaron sus familiares para retirarlo.
Joven, niña y sesentón se ahogan
En el río La Corona, municipio de San Ramón, perdió la vida Erick Deiby Alaniz Reyes, de 19 años, quien en estado de ebriedad se lanzó a las aguas sin que sus compañeros lo pudieran evitar. Su cadáver fue rescatado dos horas después, varios metros río abajo, por el ciudadano Miguel Antonio Soza Rugama.
El padre de la víctima, José Ángel Reyes Ruiz, dijo que a las nueve de la mañana toda la familia salió a la capilla católica, pero a las once, Erick abandonó el templo y se dirigió a la casa de Julio Vanegas, donde venden licor, ahí el joven se encontró con dos amigos, uno de nombre Óscar Acuña y otro sólo identificado como Luis, quien es originario del barrio La Chispa, de Matagalpa, con quienes se puso a tomar licor.
Ya con sus buenos tragos entre pecho y espalda, los tres jóvenes se fueron al río, donde Erick optó por lanzarse a las aguas, aunque sus compañeros trataron de evitarlo, señaló el padre de la víctima a la Policía, que trasladó el cuerpo de su hijo hasta la comunidad de Sinaí, para darle cristiana sepultura.
En otra tragedia, en el sector conocido como La Rosa, ubicada en la comarca Yasica Sur, municipio de San Ramón, una niña de 12 años fue arrastrada por la quebrada del mismo nombre, cuando en compañía de una adolescente de 16 años trataba de cruzar a la otra orilla.
Las primeras investigaciones realizadas por la Policía refieren que no se ha podido dar con el nombre ni con los familiares de la niña, pero se logró conocer que la mamá había prestado a la menor a la joven de 16 años para que la acompañara, con tan mala suerte que las aguas arrastraron a la menor, cuyo cuerpo no ha sido encontrado.
De igual forma, en la comarca Las Pavas, municipio de Muy Muy, perdió la vida por ahogamiento el ciudadano Nicolás Rivas Jarquín, de 60 años, quien trataba de cruzar el río crecido montado en una mula, cuando fue arrastrado por las fuertes corrientes.
El cuerpo de don Nicolás fue encontrado al día siguiente por su hijos, Róger y Alejandro Rivas Jarquín, en un quebrada de la finca del productor Maximino Suazo Flores, mientras que a unos cuantos metros también estaba muerta la mula que montaba a la hora que intentó cruzar el río.
Asesino macheteado
En la comarca Las Nubes fue asesinado de varios machetazos el ciudadano Juan José Castro García, de 32 años, por parte del sujeto Melvin José Rodríguez Ortega, de 20 años, según la denuncia que interpuso ante las autoridades policiales el ciudadano Francisco López García, de 68 años.
El hecho se registró de la Iglesia Evangélica Ríos de Agua Viva 60 metros al sur, cuando el homicida se encontró con Juan José, a quien no le dio tiempo de defenderse, porque de inmediato lo atacó a machetazos hasta quitarle la vida. Al final, Melvin también resultó con varios machetazos que lo mantienen entre la vida y la muerte en el Hospital “César Amador Molina”.
Las investigaciones realizadas por la Policía Nacional señalan que a los pocos minutos que Rodríguez Ortega terminara con la vida de Juan José se presentó un primo de la víctima, de nombre Federico García Castro, de 16 años, y le propinó siete machetazos en diferentes partes del cuerpo a Rodríguez Ortega, quien está siendo custodiado por agentes de la Policía Nacional, mientras se restablece de tres machetazos en el omoplato izquierdo, dos en la espalda, uno en el cuello y otro en la pierna derecha. La Policía puso tras las rejas al adolescente Federico García Castro para que responda por el delito de lesiones graves.
Dos víctimas del vicio
Mientras tanto, por intoxicación alcohólica perdieron la vida los ciudadanos Jacinto Pérez Hernández, de 32 años, cuyo cuerpo fue encontrado en la entrada del Hospital Regional “César Amador Molina” de esta ciudad, frente a las Aldeas S.O.S, y fue reconocido por su sobrina, Luz Marina Pérez Raytí.
El forense que realizó las investigaciones correspondientes, aseguró que este hombre murió por intoxicación alcohólica debido a que era tomador consuetudinario, por lo que se descarta mano criminal.
El otro que murió, pero en la casa de su mamá y siempre por intoxicación alcohólica, fue el ciudadano Daniel de Jesús Martínez, de 31 años, quien habitaba en Chagüitillo, municipio de Sébaco. Éste sólo llegó a quedarse dormido y no volvió a despertar.
Doña Melba Auxiliadora Martínez Noguera dijo que su hijo llegó en completo estado de ebriedad, por lo que tendió un colchón y se quedó dormido en la sala. A las cuatro de la mañana del siguiente día, cuando quiso levantarlo del piso, ya no se pudo mover, porque había fallecido, aseguró doña Melba a la Policía.