Sucesos

Niño fallece por un disparo en la cabeza


Redacción Central

Jimmy William Castillo Solano, de siete años, originario de la comunidad El Coral, Chontales, falleció el sábado al recibir una bala en la cabeza cuando jugaba con un revólver que su abuelo, Luis Rugama Solano, había dejado bajo la almohada.
El accidente ocurrió cuando el niño estaba sólo en la vivienda, pues sus padres y familiares estaban trabajando en el campo.
Al escuchar la detonación, los vecinos del niño fueron a ver qué pasaba y lo encontraron herido, por lo que lo trasladaron al Hospital “Camilo Ortega Saavedra”, de la ciudad de Juigalpa, pero no pudo llegar con vida al centro asistencial.
Venganza mortal
Por otro lado, Eddy Rayte Paul y José Paul Toruño se convirtieron en criminales este fin de semana, después que asesinaran de dos disparos a Erick Alberto Amador Chavarría, de 32 años, cuando éste circulaba por uno de los caminos de la comarca La Unión, en Cua-Bocay, a 72 kilómetros al noroeste de Jinotega.
Aunque la Policía no ha dado una versión oficial, se conoce que el móvil del crimen es una venganza personal.
Los datos preliminares indican que Rayte y Paul interceptaron a Amador cuando iba a dejar una carga de leche a la comunidad El Cedro, y le dispararon cuando intentó escapar, tropezó y cayó al suelo.