Sucesos

Recluyen en sanatorio a la amante de Kinzel

* Aparentemente sigue desquiciada, pero va a juicio

Máximo Rugama

ESTELÍ

Después de veinte días gozando de arresto domiciliar, la acusada por el asesinato del norteamericano Kenneth Augustus Kinzel Jr. fue recluida en un centro de atención especial ubicado en Estelí.
La muchacha, quien ya cumplió 18 años, pero cuando supuestamente cometió el delito era adolescente, permanece desde este jueves en un área especial del hospitalito de salud mental Monseñor Nicolás Antonio Madrigal, cuyo director es el reconocido y prestigioso médico psiquiatra, Benjamín Parrales.
El fiscal Edgard Armando Aráuz solicitó a la juez especial de menores, María Elsa Laguna Herrera, la celebración de una audiencia extraordinaria de revisión de medidas, a fin de que la joven de iniciales K.K.H.T. fuese enviada a un centro de rehabilitación.
Con anterioridad, la autoridad judicial le había impuesto a la acusada la medida de privación de libertad en un centro especializado, pero como por norma sólo atienden a personas afectadas, la joven fue rechazada.
Según la acusación, la joven mató a balazos al extranjero, luego lo desmembró y escondió los fragmentos de cadáver en distintas partes del municipio, hecho ocurrido entre el trece y el 17 de mayo del año en curso.
Kinzel, de 53 años, supuestamente inició una relación amorosa con su joven amante quince meses antes del crimen.
El fiscal Aráuz explicó que pidió la revisión de la medida porque en la casa de los padres la muchacha no podía seguir viviendo, porque no existen condiciones ni ambiente adecuado.
Pero los padres alegaron que en medio de su pobreza podían seguir dándoles lo necesario a la muchacha y a su hijo, y que no había necesidad de que anduvieran de un lado para otro, como ha ocurrido.
A pesar de la reclusión, la joven puede amamantar a su hijo cada vez que sus familiares se lo lleven.
Los padres de la acusada también quedaron a cargo del niño de dos años que la acusada procreó antes de que se juntara con Kinzel.
Tentativamente el juicio oral especial está programado para la última semana de octubre o la primer semana de noviembre de este año.