Sucesos

Mínima excusa para un suicidio


Róger Olivas

EL VIEJO, CHINANDEGA

El adolescente Arnold Javier Ochoa Vallecillo, de 14 años, originario de la comarca Liboria, situada sobre la carretera al balneario de Jiquilillo, se suicidó presuntamente porque su madre, Silvia Vallecillo Martínez, no le consiguió la partida de nacimiento para poder jugar fútbol.
Informaciones recabas por la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ)-Chinandega, a cargo del comisionado Javier Chávez, revelan que el chavalo estaba entusiasmado por jugar balompié con un equipo de su zona, por lo que solicitó a su progenitora consiguiera el documento que le exigía la dirección del onceno.
El jovencito preguntó durante la noche a su madre si había conseguido la partida de nacimiento, y como ella le respondió que no, poco después se colgó de un árbol de guayaba.
En ese lugar fue encontrado por su hermano de siete años, quien inmediatamente avisó a su mamá, que a su vez comunicó a la Policía de El Viejo, y ésta a su homóloga de Chinandega.
El teniente Daniel Linarte, vocero policial de este departamento, dijo que de acuerdo con el dictamen del forense Róger Pereira Umaña, el adolescente murió por asfixia mecánica.