Sucesos

Acusado se jugará suerte en el Día de los Difuntos

* Irónicamente, ese día tendrá que responder por una muerte

Lizbeth García

William José Sánchez, de 27 años, deberá probar en juicio oral y público, el próximo dos de noviembre, Día de los Difuntos, que si mató al marido de su cuñada fue en defensa propia, porque éste aparentemente quiso apuñalarlo, explicó su abogado, Nicolás Javier Sánchez.
Pero para mientras llega el juicio oral y público, el juez Octavo Penal de Audiencias, José Galeano Bravo, reconfirmó la prisión al acusado.
Los hechos por los que William José Sánchez irá a juicio ocurrieron el primero de septiembre en Villa Israel, cuando la víctima, José Vladimir Jiménez Potosme, de 22 años, estaba tomando licor con su cuñada, María Auxiliadora Solano, y discutieron.
Supuestamente, la víctima entró a su cuarto a sacar un cuchillo con el cual le dio una estocada en la espalda a su cuñada, que para defenderse “le estampó” a Jiménez una pedrada en la cabeza.
Pero a las cinco de la tarde, William José Sánchez llegó a su casa y encontró a su mujer, María Auxiliadora Solano, tomando licor con Jiménez, quien discutió con el recién llegado.
Sánchez reclamó a Jiménez un teléfono celular que éste le arrebató con el argumento de que se lo devolvería más tarde, y estaba en eso, cuando --según el abogado defensor-- Jiménez le lanzó una puñalada, por lo que tuvo que accionar el arma que andaba.
Pero la acusación que la fiscal Zeyla Buitrago presentó ante el juez señala que lo que la víctima tenía en la mano antes de salir de la casa de Solano, era una botella, la que dejó al marcharse Sánchez presuntamente le disparó tres veces desde una distancia de tres metros, y luego huyó pistola en mano.
Será en juicio donde se sabrá cuál versión es la real, pero el caso es que Sánchez está acusado por homicidio y portación ilegal de armas, sin embargo se presume inocente hasta que el tribunal de jurados diga lo contrario.