Sucesos

Sucesos departamentales


Cuatro años de cárcel a epidemiólogo
Lésber Quintero / RIVAS
A cuatro años de prisión fue sentenciado Miguel Antonio Ugarte, de 35 años, quien fungía como responsable del área de Higiene y Epidemiología del Silais de Rivas. El epidemiólogo laboraba en el centro de salud de San Juan del Sur y estando ahí fue acusado por el delito de abusos deshonestos en perjuicio de una menor de once años. Cabe señalar que durante el juicio, celebrado el once de septiembre, Miguel Antonio fue respaldado por varios de sus colegas y amistades, pero eso no bastó para que los miembros del jurado lo declararan culpable, por lo que la juez de Juicio de Distrito Penal de Rivas, Ivette Toruño Blanco, lo condenó a cuatro años de cárcel.
Los hechos sucedieron en abril de 2006, cuando una estudiante de primaria acudió al centro de salud de San Juan del Sur para solicitar información sobre enfermedades de transmisión sexual y sobre el sida. La menor fue atendida por el acusado, quien durante las explicaciones la manoseó en la pelvis.
No obstante, doña Yolanda Rodríguez asegura que su hijo es inocente y que todo fue una trampa que le montaron sus propios compañeros de trabajo, ya “que le tenían envidia porque le habían otorgado una beca para ir a Panamá a recibir un curso por un mes, pero todo es falso, y prueba de ello es que mi hijo ni siquiera tiene antecedentes”, comentó. Por su parte, el abogado defensor, Carlos Cerda, aseguró que hará todo lo posible para que el epidemiólogo reciba libertad condicional, tras señalar que tiene tres testigos que darán buena fe de Miguel Antonio y aprovechará que no tiene antecedentes.
Cabe señalar que en este sentido los favorecidos con la libertad condicional son los reos condenados a tres años de cárcel, “pero en este caso vamos a hacer uso a la consulta que hicieron a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, los jueces de Distrito Penal de Ejecución de Sentencia de Granada y León, en la cual les preguntan que si se puede otorgar libertad condicional a personas condenadas entre tres y cinco años y ellos (los magistrados) dicen que sí”, comentó Cerda.
Atrapan a ladrón de celular
Alberto Cano / DIRIAMBA, CARAZO
Por el robo de un teléfono celular está detenido y ante la orden del Ministerio Público, Christopher Sebastián Pacheco Maldonado, de 20 años, después de haber sido denunciado por la joven Xóchilt María Barberena Rodríguez.
El hecho, según la afectada, tuvo lugar en Diriamba, cuando el ahora detenido le arrebató el teléfono y se dio a la fuga, pero fue detenido posteriormente por agentes policiales que le dieron persecución, por lo que ahora enfrenta cargos por hurto.
Dos estafas con mucha ingenuidad
Alberto Cano / JINOTEPE, CARAZO
Doña Josefa Camila Traña Espinoza fue estafada por dos sujetos, uno de ellos descrito como “recio y pelón”, quienes le pidieron fuera a cambiar un cheque falso con valor de 2 mil dólares, y a cambio recibiría una recompensa de mil córdobas. La afectada, que aún se lamenta de su ingenuidad, entregó a los sujetos 70 dólares y cien córdobas, cuando se disponía a realizar su cometido, se percató de que lo que llevaba en las manos era un papel común y corriente, por lo que buscó a los dos avispados tipos, pero éstos ya habían “alzado vuelo”.
Algo similar le aconteció al diriambino Danny Fernando Medrano Chávez, a quien un sujeto le pidió que le fuera a cambiar un cheque por 2 mil quinientos córdobas y luego se “hizo humo”, pero la víctima le había entregado en garantía una motosierra, la que estaba valorada en 700 dólares. Este delito tuvo lugar en el barrio La Libertad, de Diriamba.