Sucesos

Violenta reacción de vigilante despedido


Máximo Rugama

CONDEGA, ESTELÍ

Haber perdido el empleo y que la empresa decidiera dejar a otro en su lugar, enfureció de tal manera a Evenor Toruño, de 43 años, que no recapacitó y agredió con un tubo a su compañero de labores, Héctor Alfredo Ortez, de 29 años.
Agresor y agredido trabajaban como vigilantes de una empresa de telecomunicaciones, y se pudo conocer que funcionarios de alto nivel decidieron prescindir de uno de ellos, a fin de reducir gastos. Como la empresa prefirió quedarse con Ortez, Toruño se molestó y decidió arreglar las cosas a su manera.
De acuerdo con versiones de los oficiales de una fuerza operativa policial que se presentó al lugar, entre ellos Karla Dávila, Toruño fue arrestado para que respondiera por la agresión cometida contra su compañero de labores. El golpeado fue atendido en el Centro de Salud “Ada María López”, de Condega, y luego los médicos le dieron de alta para que se fuera a recuperar a su casa.
De acuerdo con el afectado, el agresor llegó a la covacha de descanso, donde él se encontraba, y luego de un fuerte altercado, tomó el tubo de acero y se lo descargó varias veces.
Este hecho provocó la presencia de varios curiosos en el lugar, hasta donde los oficiales llegaron y abrieron la puerta y aún encontraron a los dos hombres, pues Toruño se negaba a salir y no permitía tampoco que el lesionado fuera a recibir atención médica al centro de salud de la localidad.