Sucesos

Feminicidio en plena calle de El Ayote

* Mató de un disparo a su ex esposa, porque ésta se negó a volver con él

Yelba Tablada

EL AYOTE, CHONTALES

Un sujeto sólo identificado como Luis Carlos acabó con la vida de su ex cónyuge, Maricela López Miranda, de 21 años, porque ésta se negó a regresar con él. El nuevo feminicidio ocurrió este domingo 30 de septiembre, en plena vía pública, cerca de la financiera Fundeser, en el municipio de El Ayote.
La denuncia fue interpuesta por Santos Leonardo Lorente Cruz, de 27 años, quien señaló que su actual compañera de vida, Maricela, transitaba por la vía pública en la dirección arriba descrita, cuando fue interceptada por su ex marido, quien la tomó por el brazo y le dio un beso, lo que motivó que la joven le reclamara y le pidiera que la dejara en paz, porque deseaba rehacer su vida con otra persona, lo que llenó de ira al abusivo.
El autor le rogó por última vez a Maricela que volviera con él, y como la joven se negó, le advirtió que si no era de él, no sería de nadie, y sin que nadie hiciera nada por impedirlo, sacó en ese instante su revólver calibre 38 y le impactó un disparo en la clavícula derecha, con orificio de salida en la espalda, lo que le provocó la muerte casi de forma instantánea a la joven, que quedó tendida en la calle.
Vecinos del lugar que presenciaron el crimen se horrorizaron y salieron a auxiliarla tardíamente, creyéndola aún con vida, pero expiró segundos después, mientras Luis Carlos, pistola en mano, se dio a la fuga, amenazando de muerte a quien intentara detenerlo.
La Policía llegó al lugar del hecho y entregó a la familia el cuerpo de la joven, para que le dieran cristiana sepultura, mientras inició la búsqueda del autor, cuyo apellido se desconoce y que presuntamente se internó en las profundidades de la montaña, para no responder por la muerte violenta de su ex cónyuge.

Dio muerte a su amigo de tragos
De igual manera, a consecuencia de dos impactos de bala, murió Juan de Dios Hernández Prado, de 30 años, cuando su “amigo de tragos” sostuvo una discusión, este 30 de septiembre, después que ambos entraron a un bar. La denuncia fue interpuesta por la madre del occiso, Sonia Prado Montiel, quien entre sollozos declaró que la noche del domingo se encontraba dormida en su habitación, cuando llegó su otro hijo, de nombre Carlos Alberto Hernández Prado, a decirle que habían matado a su hijo y hermano respectivamente.
La madre de Juan de Dios se dirigió hasta el lugar del incidente y encontró a su vástago tendido en el suelo, ya sin vida, y con dos impactos de calibre 22, uno al lado izquierdo de la cabeza, y otro en la tetilla derecha.
Según versiones de testigos, Juan de Dios salió del estadio municipal en horas de la tarde, después de presenciar un juego de béisbol, en compañía de su supuesto amigo, Hernaldo Hernández, de 38 años, y se metieron a un bar a celebrar el juego ganado de su equipo, pero a eso de las once de la noche salieron rumbo a sus casas, y cerca de la iglesia El Calvario, iniciaron una discusión que motivó a Hernaldo a quitarle la vida a Juan de Dios y lo dejó tumbado en el suelo.
Fue hasta que llegó su progenitora a levantar el cadáver, que la Policía fue informada al respecto y varios agentes se presentaron en el lugar para levantar el croquis del hecho, y circularon al autor, quien se dio a la fuga sin dejar pista alguna.