Sucesos

Sólo dos “narcoturistas” acusados

RIVAS Trece de los quince mexicanos capturados la madrugada del lunes sobre la carretera Rivas-San Jorge, con 222 kilos de cocaína, que iban ocultos en el bus en que se movilizaban, quedaron en libertad ayer, debido a que el Ministerio Público no encontró suficientes elementos para acusarlos por el delito de transporte ilegal de estupefacientes, y más bien optaron por ofrecerlos como testigos. En este sentido, los únicos acusados fueron el conductor del bus con placas mexicanas 1-JPC-13, Alejandro Rodríguez Robles, de 44 años, y Óscar Baldelomar Orontes Gordillo, de 51, encargado de los trece turistas que quedaron en libertad. En la acusación la Fiscalía involucra a una tercera persona que se quedó en territorio costarricense, pero que ya fue identificado. Los trece mexicanos que quedaron en libertad dieron sus respectivos testimonios en una audiencia especial que solicitó el Ministerio Público, para presentar un anticipo de pruebas, y en sus declaraciones señalan que en Panamá permanecieron por espacio de diez días, porque Rodríguez Robles les había manifestado que se le había descompuesto el bus y esperarían la reparación. A la vez, los testigos identifican a Rodríguez Robles como el supuesto propietario del automotor en el que la Policía Nacional encontró en la parte inferior del piso una caleta especial donde trasegaban la droga. De igual manera señalan a Óscar Baldelomar como el hombre que los contactó para guiarlos a Panamá, como turistas, por lo que ellos desconocían de la droga. La audiencia inicial para ambos fue fijada para el jueves cuatro de octubre.

Lesber Quintero