Sucesos

Trasladan a celdas de Rivas a “narcoturistas”


Lésber Quintero
RIVAS

La Policía Nacional trasladó la mañana de ayer a las celdas preventivas de Rivas a los 15 mexicanos que fueron capturados frente a “La Cruz de España”, sobre la carretera Rivas-San Jorge, con 222 kilos de cocaína que llevaban ocultos en un compartimiento especial que instalaron bajo el piso del bus en que se movilizaban.
Los 15 mexicanos, al igual que el bus, fueron trasladados a Rivas bajo estrictas medidas de seguridad y guiados por dos patrullas policiales con agentes de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional; y ayer en horas de la tarde la Fiscalía introdujo formal acusación en contra de ellos por el delito de transporte ilegal de estupefacientes.
Tal versión la confirmó la fiscal departamental Isolda Ibarra, quien agregó que hoy jueves se realizará la audiencia preliminar en el Juzgado del Distrito Penal de Audiencias de Rivas, que fue donde se introdujo la acusación la tarde de ayer.
Los 15 mexicanos que viajaban en el bus con placas mexicanas 1-jpc-13, fueron identificados como: Eddy Amílcar López Gámez, de 31 años; Manuel del Carmen Pérez Sánchez, de 29; Juan Edison Romero Vásquez, de 35; Mario Alberto Oviedo Rosales, de 26; Horacio Laguna Gordillo, de 38; Derrick Francisco Urías Robles, de 19; Óscar Baldelomar Orontes Gordillo, de 51; Luis Giovani Ruiz Sarmiento, de 21.
Asimismo, Jesús Eduardo Ocaña Hernández, de 20 años; José Rafael Sánchez López, de 23; Rafael Gordillo Reyes, de 31; Freddy Aníbal Álvarez, de 19; Milton Morales Hernández, de 28; Gabriel Alberto Gómez Jiménez, de 19, y Alejandro Rodríguez Robles, de 44.
Todos se hacían pasar como turistas y procedían de Panamá, pero la madrugada del lunes, al ingresar a Nicaragua, fueron objeto del operativo “Gacela”, que practicó la Dirección de Investigaciones de Drogas, ya que se tenía conocimiento de que en dicho bus se trasegaban sustancias prohibidas, y fue así que a eso de las dos de la mañana fueron atrapados sobre la carretera hacia San Jorge, y luego trasladados a Plaza El Sol, en Managua.