Sucesos

Proxenetismo con drogas de por medio

* Quinceañera asegura que una mujer de 24 años la mantuvo cautiva y bajo efectos de estupefacientes, para prostituirla * Valiente madre la rescató de un local donde la muchacha estaba drogada

Francisco Mendoza
MATAGALPA

Por el delito de corrupción de menores fue detenida la ciudadana Sara Isabel Montenegro, de 24 años, tras ser denunciada por corromper a una quinceañera, quien aseguró que la mujer la drogaba y la obligaba a tener relaciones sexuales con hombres, de los cuales recibía paga.
La madre de la joven aseguró que encontró a su hija en un conocido local donde funciona un karaoke, y que de inmediato notó que estaba drogada. La jovencita, al ver a su progenitora, se desmayó, pero su madre no desistió de rescatarla y a como pudo la sacó del lugar y la llevó a casa.
Ya reanimada, la quinceañera narró que Sara Isabel, quien habita en el barrio “Francisco Moreno”, la mantenía encerrada y para que no saliera la drogaba y los hombres que llegaban a someterla ni siquiera tenían problemas, pues ella no se oponía a los actos indecentes.
La adolorida madre señaló que su hija tenía quince días de desaparecida y todo ese tiempo estuvo encerrada y era obligaba a tener relaciones sexuales con los hombres que Sara Isabel supuestamente llevaba, actividad por la que ésta cobraba una buena cantidad de dinero.
La madre de la muchacha denunció a Montenegro por corrupción de menores ante las autoridades policiales, quienes están investigando el caso.

Violada por taxista “amable”
De igual forma, una joven fue violada por un taxista cuando se dirigía a su casa, en el poblado de Río Blanco, después que éste “amablemente” le ofreció raid.
La joven, que sólo identificó al taxista como “Harold”, aseguró que ella aceptó el raid para llegar más rápido a su casa, debido a que ya eran las siete de la noche, sin imaginarse que las intenciones del hombre eran abusar sexualmente de ella. El taxista, en vez de llevarla a su casa, la llevó el cementerio municipal para someterla a sus aberraciones.
La afectada dijo a la Policía que ya en el panteón, donde nadie la podía ayudar, el sujeto la bajó del taxi y a la fuerza le quitó el pantalón, luego la ropa íntima y la ultrajó. “Harold” se dio a la fuga mientras la afectada se dirigió a la Policía a presentar la denuncia.