Sucesos

Asesinato de Melvin fue planeado hace cuatro meses

* Juez remite a juicio a sospechoso

Lizbeth García

El próximo 29 de noviembre, el acusado José Daniel Martínez Suárez, alias “El Nañelo”, tendrá que responder ante los miembros de un jurado de conciencia por la presunta autoría del delito de asesinato en perjuicio de Melvin Ernesto Sánchez, quien conoció a Manuel Arnulfo Pavón, “El Mecánico”, actualmente prófugo, hace cuatro meses.
Este martes, el juez suplente Octavo Penal de Audiencias, José Galeano, celebró la audiencia inicial del juicio que se le sigue a Martínez, a quien le reconfirmó la prisión porque su situación legal sigue siendo delicada.
Además, Egberto Ramos dijo que por seguridad era mejor que Martínez siguiera detenido, porque ayer uno de los manifestantes que llegaron a clamar justicia por la sangre de Melvin Sánchez, le lanzó una vaso de vidrio cuando era trasladado al juzgado.
El intercambio de información y pruebas que presentó la fiscal Jeannette Canelo ante el juez revela que Sánchez trabajó con Pavón en el taller de Plinio Flores, en la Colonia Nueve de Junio, por lo que las autoridades están casi seguras de que fue él quien llamó a su teléfono a la víctima, el viernes 14 de septiembre, para que fuera a realizar un trabajo de mecánica.
Pero además, las pruebas indican que Sánchez fue víctima de una “celada” porque “El Mecánico” supuestamente anduvo preguntando entre los vecinos de San Isidro de Bolas, el día de los hechos, dónde vivía la persona que había llamado a Melvin para el trabajo.
Sin embargo, a los pocos minutos, los testigos propuestos por la Fiscalía dicen que vieron el momento en que Martínez y Pavón tenían en el suelo a la víctima, quien recibió puntapiés en el cuerpo, “mazazos” y batazos en la cabeza.
Según esos mismos testigos, los sospechosos introdujeron el cuerpo de la víctima a la cajuela del carro y ahí lo siguieron golpeando, sin embargo, Sánchez aún estaba vivo, porque movía los pies. Yelba Rodríguez declarará en juicio que ella les gritó: “¡Dejen de golpearlo!”, pero los dos hombres se dieron a la fuga.
Otro testigo que la Fiscalía presentará en juicio oral y público, aseguró que “El Nañelo” el mismo día del crimen le ofreció en venta el celular de la víctima, pero no se lo compró porque estaba manchado de sangre.
“¿No querés participar de un quiebre bueno?”, le habría preguntado Martínez a ese testigo, aunque finalmente el que adquirió el teléfono por 800 córdobas fue Jimmy Gutiérrez.
“¿Qué más pruebas quieren? Hay abundantes testimonios”, comentó la Fiscal Jeaneth Canelo, quien señaló que además a Martínez se le ocupó una camisa con manchas hemáticas, sin embargo los resultados de esa pericia no fueron ofrecidos como prueba.