Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Un ex juez, su hijo y juez civil demandados
Mario Roberto Peña y su padre, el ex juez y ex defensor público Carlos Mario Peña, fueron demandados en el Juzgado Quinto Civil de Distrito de Managua por el Banco de América Central (BAC), que promovió un juicio ejecutivo en reclamo de una “jugosa” suma de dinero. La causa es la número 1636-0404-07. No fue posible obtener la versión de Mario Roberto Peña sobre la demanda de la que están siendo objeto, porque una fuente cercana a ellos informó que éste se fue del país “porque se sacó la lotería”. Otra personalidad demandada por el mismo BAC en el Juzgado Sexto de Distrito Civil de Managua es una juez de Distrito Civil. Además, por la misma entidad financiera está siendo demandado el sindicalista de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Alberto López Tinoco, pero no fue posible tener acceso a ninguno de sus expedientes.
Asesino no estuvo detenido ni 24 horas
Dos años después de que Mario Lino Gámez Ramírez, de 22 años, aparentemente diera muerte a machetazos a César Augusto Mendoza, de 20 años, la Policía lo detuvo por orden de la juez Octavo Penal de Audiencias, Karla García, quien tras analizar la acusación, la rechazó y ordenó la excarcelación del acusado, pero dejó salvo el derecho de la Fiscalía de apelar su resolución o volver a presentar la acusación cumpliendo los requisitos en cuanto a la forma. El crimen que le achacan a Gámez ocurrió en Ticuantepe, a las cuatro de la tarde del 15 de septiembre de 2005. Ese día, la víctima estaba frente a la casa hacienda La Enramada, con dos personas más, esperando que Belmis Rivas los alcanzara, momento en que Gámez y otro sujeto pasaron por el lugar en estado de ebriedad, buscando pleito. Víctima y victimario discutieron porque este último tiene rencillas personales con Jairo Mendoza Jiménez, hermano de César Augusto. En el momento más acalorado de la discusión, el acusado desenfundó un machete y le propinó un primer filazo en la pierna derecha, por lo que el agredido levantó del suelo dos piedras para defenderse, pero Gámez le dio otro machetazo en el hombro izquierdo y dos filazos más en la espalda y glúteo izquierdo.
¿Por qué policías no quieren declarar?
Dos jóvenes que fueron capturados cuando perseguían, aparentemente para robarle, a un vendedor de tarjetas telefónicas, a bordo de un vehículo con placa guatemalteca que cubrían con plástico negro y portaban dos pistolas Makarov con los números de series borrados, podrían salir en libertad porque “extrañamente” los policías de la Estación Cinco no llegaron a declarar ni llevaron al Juzgado Sexto Local Penal de Managua las pistolas que les requisaron, pese a que la juez Iveth Pineda los mandó a citar y les ordenó remitir las piezas de convicción desde el 24 de agosto. Los policías que no llegaron al juzgado son Daniel Olivas Larios, William Solano Espinoza, el suboficial mayor Pedro Javier Ruiz y José Guadamuz, por lo que fueron citados otra vez para el dos de octubre, día en que continuará el juicio por supuesta portación ilegal de armas en contra de Oscar Francisco Acevedo Merlo, de 27 años, y Marvin Emilio García, de 23. Según se desprende del expediente del caso, junto a los acusados andaba un tercer hombre, pero éste huyó el 21 de julio, cuando capturaron a los otros a una cuadra y media al sur de los semáforos de El Dorado.
El escrito acusatorio indica que los policías Daniel Olivas y Miguel Ángel Ortiz patrullaban en moto, cuando se les acercó otro motociclista a decirles que le querían robar, luego les señaló el Nissan Sentra 94, placa P-0635262, que Oscar Acevedo conducía. Iba con Marvin y el tercer sujeto que huyó antes de que los policías iniciaran la requisa que fue positiva, porque debajo de la alfombra delantera derecha estaba la primer arma.