Sucesos

A prisión, aunque esté enfermo


Lizbeth García

“Me siento mal de salud”, fue lo único que Henry Marcelino Valladares, de 29 años, dijo a su abogado, antes de que la juez Sexto Penal de Audiencias de Managua, Gertrudis Arias, admitiera la acusación que la Fiscalía presentó en su contra, por la presunta autoría de tráfico internacional de cocaína, sustancia que escondía en un cargamento de artesanías peruanas.
Valladares quedó en prisión preventiva hasta el primero de octubre, día que la juez Arias revisará la medida que le impuso al acusado, el informe de la valoración forense que ordenó y las pruebas que el Ministerio Público presentará para ir a juicio oral y público.
La fiscal auxiliar penal María Lucía Sandoval explicó durante la audiencia preliminar del juicio, que Valladares fue capturado el 19 de septiembre en el Aeropuerto Internacional Sandino con un cargamento de cocaína con un peso inicial de 3,245.6 gramos con envoltura, pero sin ella, el peso final fue de 1,471.85 gramos.
La droga venía escondida en las borlas y botones de la artesanía suramericana que el acusado traía en un bolso azul con negro.