Sucesos

La décima muerte por accidente en Chinandega


Róger Olivas

CHICHIGALPA, CHINANDEGA
De manera instantánea falleció el campesino Alfredo Gregorio Domínguez Aguirre, de 42 años, al ser embestido por el microbús Toyota, color blanco, placa CH-05731, conducido por Omar Emigdio Araica Delgado, de 32 años.
La vocería policial de Chinandega informó que el percance ocurrió a las seis y media de la tarde del domingo último, de Agrotesa, 200 metros al este, en el kilómetro 121 de la carretera León-Chinandega, cerca del puente Los Cabros, cuando el labriego, con aliento alcohólico, manejaba una bicicleta azul, sin placas, con dirección oeste-este, e inesperadamente invadió el carril contrario e impactó contra la parte izquierda del microbús, que circulaba en la misma dirección, rumbo a León.
El cuerpo de Domínguez Aguirre fue entregado a su esposa, Paula Petrona Bermúdez Mairena, habitante de la comarca Siramam, ubicada del empalme de Chichigalpa un kilómetro al este.
Mientras tanto, el chofer del microbús, residente de la estación gasolinera Texaco Guido seis cuadras al norte, en el barrio Sutiava, de León, está detenido por homicidio culposo.
Ésta es la décima persona que muere en los últimos días en vías chinandeganas, por lo que la Dirección de Tránsito adopta una serie de medidas para reducir los accidentes automovilísticos.
Murió por cardiopatía
Por otro lado, María Lourdes Martínez, de 56 años, quien alquilaba una pieza propiedad de la familia Pastrán Morales, en el barrio El Calvario, de Chinandega, murió debido a una cardiopatía.
Se conoció que Martínez era hipertensa y diabética. Era madre de dos médicos y una odontóloga, y el viernes habría dicho que dormiría en la vivienda de uno de sus vástagos, pero decidió quedarse en su dormitorio. Su cadáver fue descubierto hasta ayer lunes, por la mañana, con aproximadamente 72 horas en descomposición.